Inicio
Contacta
Quienes somos
Decálogo
Agenda
Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en Título
Buscar en contenido

Un hombre con encanto – Alice McDermott

Publicado el 23 de marzo de 2021


Reseña realizada por Begoña Curiel.

Como su título, este libro también tiene mucho encanto. La muerte de Billy reúne a los familiares y amigos que lo quisieron. Aquí no hay intrigas sino el relato de quién fue el fallecido. Me gusta la forma de plantear la historia, el personaje desaparecido en sí mismo y el sentimiento de cariño profundo que creó a su alrededor a pesar de todo. En ese «a pesar de todo» está la clave de la novela que por otra parte presenta cierto desorden y la consiguiente confusión para poder seguir los pasos al relato.

  Billy fue alcohólico. Aunque su adicción y las consecuencias causaron problemas no pudieron dejar de quererle. Su dependencia era un clamor del que se procuraba no hablar: un silencio con cierto sabor a perdón porque en la muerte de Eva, su primera prometida, se encuentra el origen del desastre.

  Deja viuda a la buena de Maeve, mujer resignada desde mucho antes de la muerte de Billy, consciente de que se quedó con los “restos” del hombre encantador que fue. Todos los sospechan o lo saben pero es otra de las mentiras aceptadas alrededor de la figura de Billy.

  Nadie lo conoce mejor que su primo Dennis, su mejor amigo; él estaba allí cuando apareció Eva en su vida, él lo sabe todo y también lo sufre. La voz omnisciente de la hija de Dennis se pone al servicio de la historia –una licencia de la autora para llegar a la cabeza y el corazón de Billy– para rescatar los recuerdos, desde el pasado más lejano hasta el reciente para ayudarnos a entender el momento actual. Pero la combinación de flashbacks y saltos hacia adelante son un tanto caóticos.

  Intercalar tiempos cronológicos es un recurso muy habitual en literatura –práctico pero también atractivo para la narración– pero si confunde supone una rémora para el lector.

  Por otra parte, algunos pasajes del texto parecían dar a entender cosas que tuve que releer para confirmar o desmentir si eran fruto de mi imaginación –¿mi subconsciente deseaba que sucedieran?– o que  simplemente me había perdido.

  El ejemplo más evidente lo encontré cerca del final –y no puedo contarlo–. Aludía a una cuestión que me pareció relevante y por desgracia todavía no sé si la autora quiere que el lector interprete más allá de las palabras o soy yo la que ha querido intuir algo que no existe.

  A pesar de todo ha sido una lectura placentera y miren que si tiene un tono esta novela, es el de la tristeza. Sufrió él e hizo sufrir a los que estaban a su lado. El protagonista no pudo o no quiso resolver sus problemas hasta cronificar el dolor dando (intentando dar más bien) la apariencia de que permanecía en pie. Valoro la construcción de este personaje: consiguió enternecerme, rompe el alma pese al daño que infligía en cadena de forma directa o indirecta.

  Su conexión directa con ese universo trágico que lo envuelve, es Dennis: quien más puede entenderle y sin embargo quien más lo sufre. Si se sufre con Billy también con Dennis. Pero ojo, porque no todo está en la trágica pérdida de esa novia que tuvo. Hay más. ¿Cómo no iba a haber secretos en estas páginas? A ello se dedicará esta novela que me ha cautivado en este sentido aunque hable de sus “peros”. Tiene algo especial. Nunca había leído a esta autora y necesito conocer alguno más de sus trabajos.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

- Avda. General Marvá, 16 - 03004 Alicante - 965 212 241
- De lunes a viernes de 18:00 a 22:00 horas
- Contactar por E-mail

- Avda. General Marvá, 16 - 03004 Alicante - 965 212 241
- De lunes a viernes de 18:00 a 22:00 horas
- Contactar por E-mail

© El Libro Durmiente - Política de privacidad - Política de Cookies