Travers, Pamela Lyndon

Literatura escrita por mujeres” por Mariángeles Salas.

Pamela Lyndon Travers (nacida Helen Lyndon Goff; Maryborough, Queensland, 9 de agosto de 1899 – Londres, 23 de abril de 1996) fue una escritora, actriz y periodista británica, nacida en Australia, y creadora de la famosa niñera de ficción “Mary Poppins”. Era la mayor de los tres hijos de Travers Robert Goff, un banquero arruinado y demasiado amante del alcohol, y Agnes Morehead, sobrina del que fue presidente de Queensland años antes.

Cuando Lyndon, como la llamaban los suyos, tenía siete años, su padre falleció de un ataque epiléptico. Su familia quedaba entonces en una complicada situación económica por lo que tuvo que pedir ayuda a su rica tía y se trasladaron a vivir a New South Wales donde vivieron durante una década.

En 1924 se muda a Inglaterra, donde escribe bajo el seudónimo de P.L. Travers. En el año 1925, mientras estaba en Irlanda, Travers conoció al poeta William George Russell que, como editor de The Irish Statesman, aceptó publicar algunos de sus poemas. A través de Russell, Travers conoció a William Butler Yeats y otros poetas irlandeses, lo que despertó su interés por el mundo de la mitología.

Aunque Travers tuvo numerosas relaciones fugaces con hombres a lo largo de su vida, vivió durante más de una década con Magde Burnand, hija del dramaturgo y exeditor de Punch, Sir Francis Burnand. Compartieron un apartamento en Londres de 1927 a 1934, luego se mudaron a una casa de campo en Sussex, donde Travers publicó el primero de los libros de Mary Poppins. Fue un éxito de público inmediato.

Tan grande, que Walt Disney quiso convertirlo en película. Ella se resistió durante años a sus propuestas, pero finalmente cedió a cambio de 100.000 dólares (equivalentes en la actualidad a más de dos millones de euros) y el control sobre el guión. Pero Disney se hartó pronto de sus constantes exigencias, acabó prohibiéndole su entrada en los estudios y no la invitó al estreno, en 1964. Sin embargo, dice la leyenda que ella consiguió colarse y lloró en la oscuridad por lo que vio. En especial por las secuencias de dibujo animados y por el papel del protagonista masculino, Dick van Dyke. Amiga personal de la protagonista femenina, Julie Andrews, Travers achacó los problemas de ese personaje al director en lugar de renegar de la actriz.

A los 40 años, a través de un amigo supo de la familia Hone, en Irlanda, y de sus deseos de dar en adopción a los gemelos Camillus y Anthony, que acaban de cumplir seis meses. Los niños, junto a sus dos hermanos mayores, vivían con sus abuelos. Por más que estos insistieron, la escritora decidió quedarse solo con el primogénito, Camillus, el más plácido y el mejor alimentado en vez de con los dos. Pamela sólo tenía ojos para su hijo, o eso parecía. Al niño le dijo que su padre fue un magnate del azúcar, tristemente fallecido en un accidente en los trópicos. Ni por un momento dudó el niño que esa mujer huraña, aunque a veces cariñosa, era su madre natural.

Camillus descubrió a los 17 años que era hijo adoptivo, y logró dar con el paradero de su hermano, que entonces se encontraba en Londres, y sin avisar a su madre adoptiva llamó a la puerta de la casa familiar en Chelsea.

Cuentan que Pamela se desmayó del susto al ver a los dos hermanos gemelos de nuevo juntos. Cuando volvió en sí, aún estaban allí: Camillus y Anthony, como dos gotas de agua. Y en vez de pedir perdón e intentar enmendar el error, la emprendió a gritos con el inoportuno invitado, prohibiéndole terminantemente que volviera a ver a su hermano. Los dos, al final, descubrieron que tenían poco en común más allá de las apariencias. Y fueron infelices el resto de sus días, consumidos entre la depresión y el alcohol.

Mary Poppins fue el filme más taquillero de 1964 y conquistó cinco Óscars, incluido el de Julie Andrews a la mejor actriz. Muchas de sus melodías aún circulan de boca en boca: Chim chiminy, chim chiminy

Si bien seguiría escribiendo libros sobre Mary Poppins, no es lo único que escribió. Viajó a Moscú e hizo un libro donde habla del viaje llamado Moscow Exsursion; después de que estallara la segunda guerra mundial viaja a América y publica el libro I Go by Sea, I Go by Land en 1941 que es el diario de una niña de 11 años que es evacuada de Inglaterra durante la guerra. Ahí en EUA sigue estudiando mitos y el verano de 1944 vive dentro de una reserva de indios navajos.

Aunque Travers tenía más de 60 años cuando la película de Disney se estrenó, siguió trabajando mucho. Nunca estuvo contenta con la película, pero gracias a ella vivió con holgura. En 1966 comenzó a trabajar como escritora en residencia en una universidad en Massachusetts. Siguió interesada en el misticismo y lo oculto y escribía para la revista mitológica Parábola.

Dio unas conferencias en Scipps College y lo hicieron libro: In Search of the Hero: the continuing relevance of Myth and Fairy Tale; en 1971 publica el libro para niños Friend Monkey basada en el Ramayana, en 1975 publica una biografía de Gurdieff llamada About the Sleeping Beauty y en 1989 publica What the Bee Knows: Reflections on Myth, Symbol and Story (ya tenía 90 años). Seguía muy activa y planeaba un libro llamado Goodbye Mary Poppins pero sus editores y cartas de niños le hicieron cambiar de idea.

En 1994, dos años antes de su muerte, vendió los derechos para hacer de Mary Poppis una obra de teatro a Cameron Mackintosh (que ha hecho éxitos como Cats, Los Miserables, El Fantasma de la Ópera y Miss Saigon).

Fue condecorada como Oficial de la Orden del Imperio Británico en 1977. Vivió hasta una edad muy avanzada, pero su salud fue delicada hacia el final de su vida. Travers pasó los últimos años de su vida sola en Londres hasta que falleció a los 96 años el 23 de abril de 1996.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestmail