Inicio
Contacta
Quienes somos
Decálogo
Agenda
Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en Título
Buscar en contenido
Buscar en entradas
Buscar en paginas

Salas, Mariángeles – “Último ejercicio”



Presentado por Mariángeles Salas en junio de 2013.

Últimamente mis noches no eran ni de nubes de algodón ni de delicadas sedas con olor a lavanda. Eran grises, exaltadas por visiones que me asustaban, y muchas veces las pasaba en vigilia.

Un día, cansada de que se repitieran las mismas escenas en mis sueños, tomé la determinación de meter en la batidora eléctrica todos los ingredientes que pesaban sobre mis hombros como una losa.

Como buena cocinera lavé, bajo un chorro de agua fría, todos los componentes: efectos colaterales, miedo al después, mi caparazón de tortuga, un ramillete de burbujas, donde a veces me escondía, todos mis miedos…, y por último añadí, para que los endulzara: mi libro favorito, una fuente de ostras, un cedé de Pavarotti, una copa de buen Rioja, algunas hojas de caléndulas naranjas, mis flores favoritas, y una cucharadita de miel. Pulsé con determinación el interruptor y, mientras el ruido ensordecía mi cabeza, preparé un gran vaso de cristal tallado para tomarme el batido resultante.

(<<Algo mágico, según un tratado que leí por internet, tenía que pasarme; estaba segura. Tal vez, el ácido clorhídrico del estómago los descompusiera en alguna materia desconocida y me ayudase a superar mis fantasmas interiores…>>

Al principio no noté nada, pero no habían transcurrido ni diez minutos, cuando sentí que mi alma se transportaba a una etapa muy querida por mí: la niñez.

Entonces, como una princesita que aún no sabe que la vida también tiene brumas, desayuné un enorme tazón de leche con los tres osos; jugué con el osezno; trepé con ayuda de Juan, las habichuelas mágicas; me enamoré de una rana que luego se convirtió en príncipe, y reí, junto a los enanitos del bosque para que mi eco se oyera más allá de las montañas.

No sé el tiempo que pasé allí, pero al regresar, la bondad, el altruismo, la generosidad, el asombro, y un montón de sentimientos que tenía guardados en un cofre y bajo llave, volvieron a anidar en mi corazón.

Tal vez, ahora, cuando de nuevo la noche me visite, no tenga que volver a esconderme dentro de ninguna burbuja.

- Avda. General Marvá, 16 - 03004 Alicante - 965 212 241
- De lunes a viernes de 18:00 a 22:00 horas
- Contactar por E-mail

- Avda. General Marvá, 16 - 03004 Alicante - 965 212 241
- De lunes a viernes de 18:00 a 22:00 horas
- Contactar por E-mail