Inicio
Contacta
Quienes somos
Decálogo
Agenda
Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en Título
Buscar en contenido
Buscar en entradas
Buscar en paginas

Pueblo sin Rey – Olalla García

Publicado el 22 de octubre de 2020


Reseña realizada por Begoña Curiel.

La ficción de dos familias vecinas nos sumerge en el apasionante y complejo levantamiento de los comuneros de Castilla contra Carlos I a principios del siglo XVI. Olalla García apabulla con un tremendo despliegue de documentación que sustenta con firmeza esta novela histórica. El laberíntico universo de contradicciones e intrigas políticas y militares del extenso reino requiere de una lectura pausada para comprender el intenso conflicto donde el pueblo llano se enfrentó con determinación a la Corona.

  No fue tanto la rebeldía contra la institución como contra el representante, de origen extranjero, que quiso servirse de las arcas castellanas para su campaña de coronación como emperador en Alemania. Los pecheros (quienes están obligados a pagar impuestos al rey o a un señor) se alzaron quebrando el reino en facciones irreconciliables, con Guadalajara a la cabeza de la Corona y Madrid y Toledo como líderes del bando comunero.

  Llegaron los nobles y gente acaudalada a situarse con la plebe, aunque sus motivos fueran bien distintos. La indignación de los primeros surgió al ser relegados de sus puestos privilegiados porque Carlos I colocó a “su clan europeo”.

  El vaivén entre bandos causó volantazos que contribuyeron, entre otras cuestiones al fracaso de la rebelión comunera. Especialmente interesante resulta el último tramo de resistencia en Toledo con María Pacheco al frente, viuda de uno de los tres líderes de la revolución: Padilla, Bravo y Maldonado. Fascinante que una mujer abanderase la insumisión contra el flanco realista, aunque estuviese abocada al desenlace que fulminó la lucha inédita de un Pueblo sin rey.

  Imposible resumir en unos párrafos las 700 páginas de Olalla García. Al menos la que se refiere a la Historia, los hechos y el enorme abanico de personajes reales que transitaron por este capítulo de la ancha Castilla. De hecho es complicado no perderse a ratos entre oficiales y soldados en la batalla, con la variedad de escenarios a lo largo de un territorio tan extenso con matices y particularidades locales.

  El conflicto en sí es extremadamente complejo y no es posible simplificar con el bando «A» o «B». Recapitular, ordenar y contar en clave literaria lo sucedido –aunque el episodio no superase los dos años– me parece muy meritorio.

  Pero la escritora (que es historiadora, no es un detalle menor en este caso) como señalaba al principio se ha servido de dos familias de ficción para el relato de la Guerra de las Comunidades. Entrando en las casas con sus parientes, amigos y conocidos, mostrando influencias, ideología, cómo eran y sentían, su evolución a lo largo del conflicto, donde las líneas rectas (salvo excepciones) escasean con semejante embrollo e intereses cruzados.

  De Leonor y Lucía, que pertenecen a diferente posición económica y social, parten las ramas del relato literario que se mezclará con el histórico. De forma directa e indirecta participarán de la realidad que nadie puede eludir con Castilla a sangre y fuego, exultante de rabia y alegrías según avanza el enfrentamiento. Y aunque  los ha hilado de forma correcta con la parte histórica, esta última pesa demasiado.

  Tanto que la historiadora gana a la escritora; no quiere decir que no haya calidad en su escritura pero brilla más el viaje real a ese pasado concreto.

ENCUENTRO VIRTUAL CON LA ESCRITORA

En este sentido, quiero hacer mención de la maravillosa oportunidad de escuchar por videoconferencia el pasado 14 de octubre a Olalla García en la presentación de su novela organizada por la Asociación de Mayores por la Educación Permanente de Collado-Villalba en Madrid, a quienes agradezco la iniciativa desde la familia de ELD.

  Comprobé la fascinación de Olalla García por la historia que deseaba contar en su novela. Se explayó cuando surgieron preguntas y las ganas de saber más del público sobre la lucha de los comuneros. Ahí palpitaba la historiadora –y no es para menos– que contagiaba su emoción con interesantes reflexiones y análisis de la situación, que como suele ocurrir en general con la Historia, cuenta con diferentes interpretaciones.

  Es complicado que la voz narradora de la Historia sea objetiva al cien por cien sea cual sea el objeto del relato. Ella ofreció su valoración con argumentos sobre el significado de la revuelta de los comuneros desde distintas perspectivas.

  Pero lo relevante no es aquí la victoria o no entre la historiadora y la escritora, sino el interesante castillo construido entre las dos. Lo mismo que esta lectora conjuga la faceta de espectadora de una narración literaria con el interés histórico que despierta esta impresionante pelea del pueblo en pleno siglo XVI por las riendas de la soberanía contra el propio rey.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

- Avda. General Marvá, 16 - 03004 Alicante - 965 212 241
- De lunes a viernes de 18:00 a 22:00 horas
- Contactar por E-mail

- Avda. General Marvá, 16 - 03004 Alicante - 965 212 241
- De lunes a viernes de 18:00 a 22:00 horas
- Contactar por E-mail

© El Libro Durmiente - Política de privacidad - Política de Cookies