Pinceladas de harmonía – José Luis Fernández Juan

Reseña facilitada por el autor.

SINOPSIS

El esbelto Druso decide optar por la carrera de modelaje y nos presenta a su familia de fascinantes deformidades de pedestal. Las calmosas Enzia y Paz experimentan con diferentes espacios en el dilatado laberinto laboral. Teodoro deviene Doroteo y los dos entran en bucle. Benicio, Ovidio y Victoria abren una tienda de figuras entrando en banda. Cloe crea un arcoíris y proyecta su belleza por los lienzos más divergentes. Claudio, el profesor de Eidomática, construye junto al arquitecto Atenógenes un edificio ecológico con vocación de hogar. El cuentacuentos Daristóbulo embelesa a su audiencia con “La rosa de los vientos, las flores de loto y la proposición de Solimar”…

RESEÑA

Las ondas sobre aguas, las miradas de espuma y los malabarismos verbales de José Luis Fernández Juan te invitan a disfrutar de unas pinceladas literarias que desde las primeras páginas ya intuyes que van a ser agradablemente diferentes. “Pinceladas de Harmonía” es una obra de juegos lingüísticos, humor irónico y reflexiones profundas que hay que ver con ojos nuevos y sin prejuicios.

17 historias breves emocionan al lector con un estilo lírico que mira más hacia fuera que hacia sí mismo. Sus palabras en libertad pintan imágenes ramonianas de gran precisión y poder evocativo; muy próximas al haiku japonés. Todas las historias dibujan, desde una perspectiva desacostumbrada, ordinarios episodios de los divertidos habitantes de Harmonía: Yalinka es un motivo gráfico; Petronilo, un vuelo de imaginación; Cloe, un tono de cielo; Cynthia, una intuición instruida; Gualberto, un bemol con bemoles…

Cada habitante marca su destino decidiendo con certidumbre qué itinerario quiere seguir. Luchan por conseguirlo y disfrutan del proceso proyectando verdad. Sus cruces de intereses los acomodan en la aceptable levedad de su presente; un presente marcado por la tecnología más vigente y la cultura más dispar.

Conocer a sus atractivos personajes con sus tejidos laborales y sus “modus vivendi” es la mejor forma de entretenerse una tarde de verano, una mañana de invierno o una noche de otoño. La riqueza de los harmonienses te engancha y no te suelta. La fascinación que proyectan desde su peculiar naturalidad antirretórica te lleva irremisiblemente a cuestionarte si la opción de acercar nuestra realidad capitalista a sus inteligentes planteamientos existenciales es una llave a la felicidad que necesitamos tener para poder decidir si queremos abrir la puerta para entrar en la casa harmoniana, dejarte llevar y adaptar su estilo de convivencia a nuestras vidas.

Hay más enseñanza de la que parece en una primera lectura. “Pinceladas de Harmonía” pide a gritos la relectura. Viajar por el mapa plural de Harmonía sintetiza en sus puntos de fuga los significados latentes que reflotan en cada nueva hojeada.

Fluidez verbal, musicalidad pop e intención bienhumorada se proyectan con pinceladas escuetas pero intensas que te animan a dejarte envolver por sus alegres sonidos que difuminan fronteras. Si todos los mundos cierran el mismo círculo, Harmonía es el juego de espejos por antonomasia.

http://www.pinceladasdeharmonia.com/

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestmail