La noche divide el día – Mario Blázquez

Reseña facilitada por la Editorial Dieciséis.

La noche divide el día es una prueba. El libro bate sus alas hacia lo oscuro, dejando pendiente siempre si sus cuentos irán de la mano de la premisa que el autor presenta o si se trata de una indagación y viaje hacia el alma humana. Siete son los relatos que dibuja Mario Blázquez, siete son las preguntas que se abren y estudian a lo largo de este magnífico libro. Dos compañeros de instituto que se reencuentran tras años, unos amigos que se debaten sobre la moral de sus actos, una pareja con el dolor a flor de piel, una chica atrapada entre circunstancias casi ajenas; los escenarios e historias esconden un submundo ligero, vivo, pero también sucio, escalofriante donde resuena buena música y buen cine. Durante La noche divide el día se explora una premisa: el contexto ligado a la luz en su dicotomía; mañana y noche. Dudas morales, relaciones sentimentales, reencuentros, todo queda sujeto a un argumento que explora de manera ambiciosa las concepciones sociales y la experiencia. Mario Blázquez nos introduce en este imaginario filosófico, donde las secuencias acaban por superponerse y nos llevan a experimentar un largometraje en fragmentos.

Mario Blázquez (1976) nació en Madrid. Estudió Imagen y sonido, Fotografía, para después Licenciarse en Ciencias de la Información y la Comunicación. Su manera de escribir ha estado, desde sus inicios, vinculada a lo visual. Dejando clara su facilidad para crear escenarios y ambientes vívidos. Desde muy temprana edad tuvo vocación y obsesión por el mundo de las letras y el cine. Cuenta a veces que creció entre cintas de VHS y libros prestados por la biblioteca. Ha publicado dos novelas: “Mi propia naturaleza” (2009) y “El mapa del limbo” (2015). También escribe artículos en la revista de cultura “Culturamas” y en el diario “El cotidiano”. Además ha realizado trabajos como guionista de cortometrajes. Su amplio bagaje cultural le ha proporcionado un gran número de influencias literarias, musicales y cinematográficas. Por eso, leer a Mario Blázquez, es sumergirse en el neorrealismo, Bertolucci, perderse en el universo de Buñuel, conectar con la psicodelia de The Doors o pactar seguir un circuito por la ficcionalidad de Bolaño. Auténtico, Mario es indiscutible.  

El libro, primer título de la Editorial Dieciséis, se puede adquirir tanto a través de su web como en diferentes librerías de Gijón, Madrid, Sevilla, Málaga y Huelva.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestmail