Inicio
Contacta
Quienes somos
Decálogo
Agenda
Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en Título
Buscar en contenido
Buscar en entradas
Buscar en paginas

La ciudad del alma dormida – Félix G. Modroño

Publicado el 27 de agosto de 2020


Reseña realizada por Begoña Curiel.

El amor en guerra y la guerra con amor en el Bilbao que va perdiendo brillo y alegría cuando corre el año 1935. La ciudad del alma dormida es una cálida ficción histórica pese a la crudeza de su escenario bélico, envuelta de nostalgia, impotencia y sin embargo, de esperanza.

  Ignacio Segurola, un periodista que tendrá que encargarse de investigar el asesinato de una joven, acompañado del personaje del comisario Zumalde que el autor recupera de anteriores trabajos. El veterano policía está empeñado en resolver un caso que a nadie parece preocupar (y otras muertes que vendrán) cuando la guerra arrasa.

  Una librera de Gernika que trabaja en Bilbao, Irene Lasa, quedará encandilada de Ignacio, como él de ella, en un clásico flechazo. Felix G. Modroño se apoya en un personaje secundario, Koldo, para componer un trío narrativo. Además de la carga sentimental que aporta al relato simboliza las diferencias y contrastes entre el ambiente urbano y rural. Aunque el amor es tema central, con él se inicia el camino de los prolegómenos del asedio a Bilbao, que más que escenario es tan protagonista como la pareja.

  Las páginas recorren con detalle y sentimiento calles y barrios de una década en la capital vizcaína. Personalmente, un regalo para la vista y corazón de los que allí nacimos –aunque no viviéramos la época– y nos declaramos enamorados de por vida del lugar. Así que, el mensaje para el escritor está claro: «conmigo jugaba con ventaja».

  Pero claro, las novelas hay que hacerlas y convencer al lector para que siga adelante si abordan asuntos de los que tanto se ha escrito como la guerra civil. Aunque el episodio pueda parecer inagotable y retratarse desde distintas perspectivas y contextos siempre se corre el riesgo de repetirse. Pero afortunadamente La ciudad del alma dormida me ha aportado cosas nuevas.

 La idiosincrasia de cada territorio con sus particulares pugnas políticas –entendido Bilbao en la novela en el marco geográfico del País Vasco– aporta en este caso un complejo cóctel donde monárquicos, requetés, republicanos, nacionalistas, carlistas... lucharon juntos y revueltos, con inéditos bandos hasta la fecha.

  La guerra hará que estalle el “revoltijo” que hasta entonces mantenía cierto equilibrio pese a las fricciones, cuando aún era posible la convivencia pacífica por encima del ideario político, como un ingrediente más de esa ciudad agradable y cosmopolita que se va apagando con el estruendo de armas y las bombas (por supuesto no faltará el dramático episodio de la destrucción de Gernika).

  Este es uno de los aspectos que me han resultado más interesantes de la novela gracias además a la introducción de personajes reales entre políticos, empresarios y periodistas. Especialmente significativo es el de Juanita Mir, periodista de la época que se jugó literalmente todo por defender sus tesis pacifistas.

  Me ha encantado conocer a este personaje así como a otros reales que muestran el importante trabajo de documentación del autor que trata de ser fiel al marco histórico que vive y sufre Bilbao.

  Félix G. Modroño va desgranando quiénes componían el microcosmos bilbaíno: distintos ambientes, colectivos, gentes entre las que se camuflaba una importante población de nazis que echaban raíces en la ciudad.

  Los acontecimientos juegan en contra del idilio de Ignacio e Irene. Tendrán que probar si la unión es tan fuerte como parece, si merece la pena continuar adelante pese a las trabas de la guerra que no sólo pone a prueba su relación sino a toda la sociedad.

  En ese “examen” tendrá relevancia uno de los personajes de ficción: Kepa, amigo de Ignacio, que por distintas circunstancias se perderán de vista hasta que el reencuentro diga cosas importantes sobre la amistad.

  Comentaba al principio que la novela me parecía cálida a pesar de todo. Puede ser porque es el término que a mi entender define también la prosa del autor; sencilla, accesible y correcta. Sin adornos ni enredos.

Comentarios:
Hay 1 Comentario

  1. Marcos Rodes dice:

    Excelente reseña de Begoña Curiel, como siempre. En este caso, a través de una historia que la conecta con su querida Bilbao.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

- Avda. General Marvá, 16 - 03004 Alicante - 965 212 241
- De lunes a viernes de 18:00 a 22:00 horas
- Contactar por E-mail

- Avda. General Marvá, 16 - 03004 Alicante - 965 212 241
- De lunes a viernes de 18:00 a 22:00 horas
- Contactar por E-mail