Ferrante, Elena

No me arrepiento de mi anonimato. Descubrir la personalidad de quien escribe a través de las historias que propone, de sus personajes, de los objetos y paisajes que describe, del tono de su escritura, no es ni más ni menos que un buen modo de leer, comentaba Elena Ferrante a Paolo di Stefano en una entrevista vía mail para Il Corriere della Sera.

Literatura escrita por mujeres” por Mariángeles Salas.

Pese a la sospecha de que detrás del pseudónimo está una traductora, nadie sabe con certeza la verdadera autoría de la autora (o autor) de la famosa saga Dos amigas.

En efecto, nadie sabe quién es Elena Ferrante, y sus editores de origen procuran mantener un silencio absoluto sobre su identidad. Alguien ha llegado a sospechar que sea un hombre; otros dicen que nació en Nápoles para trasladarse luego a Grecia y finalmente a Turín. La mayoría de críticos la saludan como la nueva Elsa Morante, una voz extraordinaria que ha dado un vuelco a la narrativa de los últimos años. El éxito de crítica y de público se refleja en premios y artículos publicados en periódicos y revistas tan notables como The New York Times y Paris Review, y en el documental Ferrante Fever.

Elena Ferrante empezó a publicar en los años noventa, y a pesar de la adaptación de una de sus novelas al cine no fue hasta la publicación de La amiga estupenda, la primera entrega de la tetralogía Dos amigas, cuando saltó al escenario internacional. La llamada “fiebre Ferrante” se desató con furia. Lleva según Gatti más de dos millones de libros vendidos. A medida que el fenómeno crecía, las especulaciones sobre quién era Ferrante se multiplicaron. Los nombres de Starnone y Anita Raja han sido recurrentemente señalados como el de los verdaderos autores (¿juntos?, ¿solo él?, ¿ella?) detrás de las obras de ficción. Ellos lo han negado siempre.

El empeño por descubrir el “misterio Ferrante” llevó incluso a la Universidad La Sapienza de Roma a cotejar el trabajo de varios autores italianos con las obras de Ferrante y el algoritmo señaló la similitud con el trabajo de Starnone. El hecho de que Anita Raja, esposa de este escritor napolitano, trabajara como traductora para la misma editorial que publica a Ferrante desde los años noventa, hacía aumentar las sospechas. Pero es algo que ha sido desmentido por ellos una y otra vez.

Conocer quien se escondía bajo el pseudónimo de Elena Ferrante era casi una cuestión de estado. Al menos así lo trataron los medios nacionales e internacionales, como si de una gran exclusiva periodística se tratara. El reportero italiano Claudio Gatti fue el que tiró del hilo hasta llegar a una conclusión bastante sólida: Para él, la autora de esta tetralogía de éxito mundial no podía ser otra que la traductora freelance que respondía al nombre de Anita Raja.

Hija de madre alemana que escapó del Holocausto y de un juez napolitano, Raja cumplía con una serie de características que dieron a pensar que era la responsable de tal prodigiosa pluma. Trabaja para Edizioni, el sello italiano en el que se publican las obras de Ferrante. Por si fuera poco, tras el enorme éxito de la traducción al inglés de La amiga estupenda, primera novela de Ferrante, los pagos de Raja se multiplican hasta el punto de adquirir varios inmuebles, entre ellos un apartamento de once habitaciones en Roma con un valor estimado de dos millones de dólares. Algo muy difícil de alcanzar con el escueto sueldo de su trabajo como traductora, tal y como sostiene Gatti. Para colmo, ante las sospechas de la autoría, la empresa prefirió no afirmar ni desmentir. Curioso cuanto menos.

En 2010 Lumen publicó Crónicas del desamor, un volumen que reunía las novelas publicadas por la autora hasta el momento: El amor molesto, Los días del abandono (ambas llevadas al cine) y La hija oscura, libros que también ha publicado por separado en 2018. En Crónicas del desamor se reúnen las tres novelas que han convertido a Elena Ferrante en una de las voces de más prestigio de la literatura italiana contemporánea. Las tres piezas tienen como protagonista a una mujer, y las tres indagan en el dolor femenino con mano firme, sin concesiones al sentimentalismo.

El amor molesto, la primera de las novelas, narra la relación de Delia con su madre Amelia. La segunda, titulada Los días del abandono, cuenta la historia de una mujer joven, madre de dos hijos, que de repente es abandonada por su hombre y tiene que enfrentarse a un nuevo modo de vivir. Cierra la trilogía La hija oscura, donde encontramos a Leda, una mujer que se cree sola y libre en un pueblecito de playa, pero el encuentro con una familia muy peculiar la obligará a revisar las relaciones que ha mantenido con sus hijas y descubrir cuáles son los lazos que las unen.

Luego vino la saga «Dos amigas», compuesta por La amiga estupenda, Un mal nombre, Las deudas del cuerpo y La niña perdida: una obra destinada a convertirse en un clásico de la literatura europea del siglo XXI. Una tetralogía deslumbrante que tiene como telón de fondo la ciudad de Nápoles a mediados del siglo pasado y como protagonistas a Nanú y Lila, dos jóvenes mujeres que están aprendiendo a gobernar su vida en un entorno donde la astucia, antes que la inteligencia, es el ingrediente de todas las salsas. La relación a menudo tempestuosa entre Lila y Nanú tiene a su alrededor un coro de voces que dan cuerpo a su historia y nos muestran la realidad de un barrio pobre, habitado por gente humilde que acata sin más la ley del más fuerte, pero La amiga estupenda es mucho más que un trabajo de realismo social: lo que aquí tenemos son unos personajes de carne y hueso, que intrigan al lector y nos deslumbran por la fuerza y la urgencia de sus emociones.

En 2016, la revista Time incluyó a Ferrante entre las cien personas más influyentes del año. No se sabe si tan férreo anonimato es fruto de una brillante operación editorial y de marketing, o bien una muestra inédita de autoría sin ego. En 2017 Lumen publicó La Frantumaglia, donde Ferrante nos habla de su manera especial de entender la escritura.

Elena Ferrante no concede entrevistas en persona, ni siquiera por teléfono, y nunca ha promocionado sus libros, ni ha ofrecido lecturas.

Autores, prensa y famosos alaban la obra de Elena Ferrante. Entre otros, Ken Follet que dijo: «Siempre que disfruto con un libro, lo regalo, y escogería una de las novelas de Elena Ferrante.» Juan Marsé: «Todo el mundo deberia leer cualquier cosa que lleve la firma de Elena Ferrante».

«Ferrante es única. Sus libros permanecerán siempre conmigo» Jennifer Morrison, actriz en House y Once Upon a Time; «Elena Ferrante es un vicio que se propaga de lector en lector» Marian Izaguirre; «Yo… no tengo palabras para describir lo que se siente al descubrir un tesoro como éste». Carmen Chaparro; «Las novelas de Elena Ferrante me han tenido atado al sillón, leyendo y celebrando unas páginas donde la emoción nunca es banal: el dolor y la alegría de sentirse vivos están ahí para que el lector los haga suyos y todo lo que se dice es necesario, sin que sobre ni falte un solo adjetivo» Juan Marsé.

The Boston Globe: La primera obra italiana en décadas que se merece el Premio Nobel. Los Angeles Times: Ferrante es un fenómeno literario.

FacebooktwitterpinterestmailFacebooktwitterpinterestmail