Espinosa, Cristina – “De repente la vida”

De repente la vida

cambia de dirección

y nos marca otro mapa

 

Sin aviso comienzan

a saltar las alarmas

nuestro cuerpo se queja

la memoria se tiñe de brumas

se fatiga el corazón

crecen las ausencias

de quienes más queremos

y el espejo nos devuelve

rostros equivocados

 

De pronto nos descubrimos

supervivientes aislados

en territorios hostiles

sin brújula

desnortados

con la soledad por compañía

y el vértigo del miedo

acechando en cada esquina

 

Mas de repente la vida

nos muestra otras rutas

sendas inexploradas que esperan nuestros pasos

tiempo para recuperar sueños olvidados

abrazos que nunca hemos dado

 

De repente la vida

nos invita a bailar

reír, llorar, sentir

quitarnos las mordazas

gritar hasta quebrarnos la garganta

sin miedos ni vergüenzas

brindar

levantar alto las copas

hasta tocar el vientre de las nubes

celebrar la intensidad de cada instante

y saborear la victoria

al comprobar

que hoy

una vez más ha amanecido

que hoy

comienza un nuevo día

que hoy

una vez más

estamos aquí

 

De repente la vida…

FacebooktwitterpinterestmailFacebooktwitterpinterestmail