Inicio
Contacta
Quienes somos
Decálogo
Agenda
Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en Título
Buscar en contenido

Espartero

Publicado el 26 de julio de 2021


“Alicante es un libro” por Miguel Ángel Pérez Oca.

            Don Baldomero Espartero fue un general famoso, entre otras cosas, por ciertos atributos de su caballo, que definían su carácter. Era un militar liberal y democrático, nada parecido a los militares “africanistas” que nos tuvieron bajo una dictadura de cuarenta años. Él solo fue Regente de doña Isabel II durante 3 años (1840 – 1843). Era un héroe de las guerras americanas y de la Guerra contra los Carlistas y levantó el sitio de Bilbao, lo que, seguramente, precipitó el fin de la contienda. Pero tenía un carácter muy difícil y brusco, lo que le ganó muchas enemistades que, junto a las envidias que con tal profusión florecen en nuestro país, provocarían su caída y exilio.

Su oponente político también era un general, Narváez, conocido como “El Espadón de Loja”, conservador y autoritario, que presumía de no tener enemigos “porque los había fusilado a todos”. Y con estos dos líderes, los liberales que habían vencido a los carlistas, últimos restos del absolutismo fernandino, ahora se disputaban el poder con una rivalidad infecunda.

           En Alicante, de donde Espartero era senador, los tres años de su regencia fueron muy productivos. Nada más tomar posesión de la Regencia, Espartero nombró Gobernador de nuestra Provincia a don Andrés Visedo, veterano luchador por la democracia en las luchas alicantinas de 1812 y 1823. Y en esta época surgen en nuestros alrededores explotaciones mineras, talleres de fundición y otras muchas industrias, que denotan el progreso de esta tierra de gente emprendedora. El puerto incrementa su tráfico mercantil de manera espectacular, y la ciudad refleja estos adelantos en sus edificios de nueva construcción.

            En 1841 se empieza a construir una nueva plaza del mercado, junto al puerto, donde ya estaba la antigua. Su arquitecto: don Emilio Jover.

            La pasión política y la rivalidad entre conservadores y progresistas se manifiesta en las elecciones municipales de diciembre de 1841, durante las cuales tienen lugar duros enfrentamientos en el colegio electoral sito en la parroquia de Santa María, donde es herido de consideración, por arma blanca, el diputado a Cortes don Luis María Proyet. Triunfaron los progresistas y los alborotadores fueron detenidos y castigados.

            Pero Espartero, y su caballo, se estaban pasando de la raya autoritaria. Cometió graves errores y excesos, entre ellos el bombardeo de Barcelona, del que decía que “a Barcelona hay que bombardearla por lo menos una vez cada 50 años”. Así que moderados y progresistas conspiraron para quitarse de encima al incómodo Regente, y los generales Narváez y Serrano se alzaron en mayo de 1843 en apoyo del programa de reconciliación nacional que promovía Joaquín María López. En Alicante se levantaron el brigadier Ricardo Shelly y el comandante general don Manuel Sala, y el gobernador Visedo tuvo que marcharse de la ciudad, amenazado de muerte.

            Espartero tuvo que huir de España el 30 de julio de 1843, y se exilió en Inglaterra.

            El gobierno de Joaquín María López, para evitar una nueva regencia, nombró a la Reina mayor de edad a los 13 años en lugar de a los 16, como marcaba la ley para estos casos. Y tras breves mandatos de López y Olózaga, se hizo cargo del Gobierno el conservador (ellos se llamaban a sí mismos “moderados”) Luís González Bravo, cuya primera decisión fue promulgar la vieja Ley de Ayuntamientos que le había costado la regencia a doña María Cristina. Los progresistas montaron en cólera, acusaron a los conservadores de violar la Constitución y llamaron a Espartero, que ni se molestó en contestarles.

            Se iba a armar una buena.

Comentarios:
Hay 2 Comentarios

  1. miguel dice:

    muy interesante

  2. Eusebio Pérez Oca dice:

    Hace dos meses y medio, “desapareció” la placa con pedestal ubicada en le Explanada de España-Paseo de los Martires de la Libertad, en el lugar donde fueron fusilados Pantaleon Bone y los suyos. Me consta que ha sido el propio Ayuntamiento. Repondran la placa con la leyenda en que se cita a Bone alzandose contra el “gobierno despotico del general Espartero” o dirán la verdad. El Espartero residía en Londres por aquellos tiempos en que “mandaban” Narvaez y Bravo. Durante años este horror histórico ha figurado en la placa informativa. Cosas del PP alicantino y su INCULTURA.

Responder a miguel
Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

- Avda. General Marvá, 16 - 03004 Alicante - 965 212 241
- De lunes a viernes de 18:00 a 22:00 horas
- Contactar por E-mail

- Avda. General Marvá, 16 - 03004 Alicante - 965 212 241
- De lunes a viernes de 18:00 a 22:00 horas
- Contactar por E-mail

© El Libro Durmiente - Política de privacidad - Política de Cookies