El Saadawi, Nawal

“Literatura escrita por mujeres” por Mariángeles Salas.

Nawal El Saadawi, (Kafr Tahl, Egipto, 1931) es una escritora, psiquiatra, y activista política egipcia. Está considerada como una de las feministas más importantes de su generación.

Saadawi, que fue la segunda de nueve hermanos, creció entre dos clases sociales: la obrera de su padre y la burguesa de su madre. Cuando sólo tenía seis años, sufrió la mutilación de su clítoris, una herida que queda abierta para siempre.

Estudió medicina en la Universidad de El Cairo, donde se licenció en 1955, especializándose en psiquiatría. Dedicó sus primeros años como doctora a atender a los pacientes del ámbito rural en Kafr Tahl, su pueblo natal, donde pudo observar las dificultades y desigualdades a las que se enfrentaban las mujeres rurales. Allí adquirió un compromiso crítico, en aumento a medida que crecía profesionalmente como doctora y escritora, pero también como activista política en el Egipto de Gamal Abel Nasser.

En 1957, plasmó estas experiencias y reflexiones en su libro Memorias de una doctora publicadas primero por capítulos en la revista “Rose el-Yusuf” y, posteriormente, en libro en 1960, generando un significativo impacto tanto en Egipto como en el mundo árabe.

Desde su juventud, Saadawi denunció sin cesar la discriminación de la mujer en las sociedades islámicas, y eso la llevó a la prisión y al exilio. Su primer libro, Las mujeres y el sexo, En 1972 publica La mujer y el sexo, libro en el que se pronuncia contra la extirpación del clítoris, que ella misma había sufrido con 6 años. Como consecuencia del libro, Saadawi es destituida como directora general de salud pública en su país.

En 1981 el gobierno de Anwar el Sadat (Premio Nobel de la Paz) la encarcela durante varios meses como consecuencia de unas conferencias en las que se opone al acuerdo entre Israel y Egipto. En la cárcel se dedica a escribir sobre un rollo de papel higiénico y con un lápiz de contrabando el que considera uno de sus mejores libros: Memorias de la cárcel de mujeres (1995). Durante 10 años sufrió el exilio a causa de las amenazas de grupos extremistas islámicos. Ante la persecución oficial y el crecimiento del islamismo tuvo que huir a Estados Unidos. Más tarde volvió a Egipto, donde vive en la actualidad.

Pese a las dificultades, Saadawi fue miembro del Consejo Supremo de Artes y Ciencias Sociales de El Cairo como escritora (1974 – 1978) y fundó la Asociación Africana para la Investigación y el Desarrollo de las Mujeres (1977 – 1987). Además, fue nombrada consejera del programa de las Naciones Unidas para las mujeres de África y Oriente Medio (1978 – 1980).

Saadawi se ha casado en varias ocasiones. En 1955 se casó con Ahmed Helmi, a quien conoció a los 20 años mientras estudiaba medicina. Era un ferviente nacionalista implicado en la lucha contra el colonialismo británico. El matrimonio duró dos años. En 1956 nació su hija Mona (Mona Helmi) que cursó estudios ambientales y es escritora y poeta. Su segundo marido fue el Dr. Rashad, un hombre considerablemente rico, con quien se casó por la insistencia de su familia -ha explicado en diversas ocasiones- era un colega de trabajo. También se divorció. Finalmente en 1964 contrajo matrimonio por tercera vez, con Sherif Hatata, médico, escritor, activista político a quien conoció en el Ministerio de Salud, tras haber sido preso político durante 13 años. Fruto de su matrimonio nació Atef, su segundo hijo. Sin embargo, tras más de cuarenta años de matrimonio, Saadawi y Hatata se divorciaron.

Nawal El Saadawi apunta que desde 1973, en que escribió Mujer en punto cero, ha habido grandes cambios en Egipto en favor de las mujeres, pero también en contra. Las mujeres se han beneficiado de algunos derechos, pero gracias a que no han parado de luchar en este tiempo: «En 2008 nos beneficiamos de una ley contra la mutilación genital femenina porque hicimos campañas para conseguirla». También menciona las movilizaciones para permitir que los hijos lleven el nombre del padre y de la madre, y recuerda que su propia hija, hace diez años, fue condenada por firmar un libro con el nombre de su padre y de su madre. Esta ley, finalmente, se aprobó en 2008 y benefició muy especialmente a los hijos de relaciones extramatrimoniales, que a partir de aquel momento pudieron llevar el nombre de la madre.

Ha escrito más de 50 libros que han sido traducidos a 40 idiomas. Otros títulos suyos, en español, son: Mujer en punto cero (1989) Memorias de una joven doctora (2006), La hija de Isis (2007), La cara oculta de Eva (2017)

A destacar los siguientes premios: 1974: Nawal El Saadawi recibió el Premio Literario por el Consejo Superior de las Artes y de las Ciencias Sociales, en Egipto. 1982: Premio Literario de la Asociación de Amistad Franco-Árabe, en Francia. 1988: Premio literario de Gubran (Asociación Árabe de los Premios de Australia). 2003: Fue galardonada por la Generalidad de Cataluña con el Premio Internacional Cataluña. 2004: El Consejo de Europa le concedió el Premio North-South Prize. 2005: Ganó el premio Inana Internacional en Bélgica. 2010 Se le otorgó el Doctorado Honoris Causa por la Universidad Nacional Autónoma de México, también Honoris Causa en 2011 en Vrije Universiteit de Bruselas (Bélgica) y en la Université libre de Bruxelles, en Bélgica. 2011: Ganó el premio en la categoría de internacional de la XIV edición de los Premios Mujeres Progresistas de la Federación de Mujeres Progresistas, Madrid y el premio Stig Dagerman (Suecia). 2012: Fue galardonada con el premio de la paz Seán MacBride, entregado por el International Peace Bureau. ​2016: Se le concedió en Madrid el premio especial Optimistas Comprometidos otorgado por la revista Anoche tuve un sueño.

FacebooktwitterpinterestmailFacebooktwitterpinterestmail