Inicio
Contacta
Quienes somos
Decálogo
Agenda
Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en Título
Buscar en contenido
Buscar en entradas
Buscar en paginas

El Lamento de Aasm I. El Triángulo de Gnurk – Iván Montero



Reseña realizada por Marcos Rodes.

Género: Novela Título: El Lamento de Aasm I - El Triángulo de Gnurk Editorial: auto publicado en Amazon Año de edición: 2018 Enlace a la ficha de la editorial: https://authorcentral.amazon.com/gp/profile Enlace Amazon: El Lamento de Aasm: El Triángulo de Gnurk https://www.amazon.es/dp/B07LFFDFPV/ref=cm_sw_r_cp_api_i_MgjhDbY48T0N0

Reseña realizada por Marcos Rodes.

El libro arranca con unas breves palabras (Carta del autor) en el que afirma: “en este libro hay demasiado de mí”. En una entrevista publicada en diciembre de 2013, Iván Montero nos cuenta que la primera hoja sobre “El lamento de Aasm. El Triángulo de Gnurk” lo escribió durante su período universitario. Largos años habían pasado desde entonces, por lo que es de suponer el enorme esfuerzo y dedicación que su escritura le ha supuesto. Quizás, ayude a entender mejor este hecho si tenemos en cuenta que, el presente tomo, de 823 páginas, se compone de dos libros, subdivididos en veintiún capítulos más el preludio. Una obra extensa, más si cabe al tratarse de su primera publicación. Cuando conocemos que este tomo es el primero de cuatro, los cuales comprenden ocho libros en total, solo cabe pensar en una gran historia que se ha ido conformando en su mente a modo de las sagas que, a buen seguro, tanto le habrán fascinado e influido en su escritura y forma de ser.

El autor ha tenido a bien facilitar el seguimiento del relato incluyendo, al principio del libro, un glosario con los principales nombres que, con mayor o menor protagonismo, aparecen en la historia. Es posible que al ver la larga lista (pues son 57 los personajes incluidos en dicha relación), el lector sienta algo de vértigo temiendo que sea difícil recordar a semejante pléyade de nombres, máxime cuando su escritura pertenece a la fértil imaginación del autor, no encontrando en nuestro mundo a personas con igual denominación. Paciencia, pues cada uno tiene su razón de ser y sus incorporaciones a la historia resultan necesarias para su recreación completa.

Junto a ello, Iván Montero incorpora un mapa de Aasm para que el lector pueda ubicarse en una geografía que corre en paralelo con las distintas aventuras a las que se ven sometidos los protagonistas de la historia. Si tienes dificultades para leer las localizaciones en el mapa impreso, puedes hacerlo con mayor comodidad en el siguiente enlace: https://ivanmonteroarias.files.wordpress.com/2013/06/mapa_assm_horizontal_definitivo.jpg

En este universo recreado por su autor, encontramos un pasado mítico que se hunde en las brumas de los tiempos de cuyos sucesos son herederos en la actualidad. Siendo así que no hallamos una conformación religiosa, pues no hay templos ni ritos comunes que practiquen los pobladores de Aasm, sí encontramos a una genealogía de seres superiores, a modo de dioses rectores que, en aquellos tiempos remotos, se les conoció como los Padres de Aasm. Los sucesos ocurridos en los Tiempos del Olvido perdurarán hasta llegar a la era en la que se narran los hechos recogidos en el presente relato.

En Aasm nos encontramos una gran variedad de razas, no siendo estas horizontales como en nuestro mundo, sino que, cada una de ellas, tiene una naturaleza y cualidades distintas. Las hay inmortales, otras de extremada longevidad, algunas viven en el interior de las montañas, mientras que otras resultan horripilantes en su sentido más amplio. Si hemos de ponerles nombre, encontramos: elfos, gnurkyah (amazonas) hombres, enanos, orcos, trolls… seres que pueden resultar extraños para quienes están adheridos a lo “real”, pero que resultan familiares a los amantes de la mitología, los cuentos clásicos y el género fantástico. Aún con todo, para aquellas razas “condenadas” a morir, así como para las que “disfrutan” de la inmortalidad, pero que pueden perecer por accidente y/o herida de arma, encuentran una continuación de la vida en otra dimensión que queda ligada al alma de Aasm.

Esta obra, la cual podríamos enclavar próxima al género de la fantasía épica, se define como un relato sustentado por la acción de los magos. De tal forma, la magia, especialmente en el libro segundo, adquiere singular relevancia en el desarrollo de sus tramas. Por cuanto a las figuras de los magos, destacan los Siervos (este título es significativo pues define su actitud ante el conocimiento y el poder) de los Elementos: Tierra, Agua, Aire y Fuego, existiendo un Quinto Elemento el cual simboliza el equilibrio entre ellos. Estos velan por los habitantes de Aasm, a quienes instruyen y protegen de peligros a los que, por sí mismos, no podrían hacer frente. Las pruebas iniciáticas que han de superar los aspirantes a Siervos de los Elementos son tan duras que, en ocasiones, les cuesta su propia vida. De tal forma, para hacerse merecedores de dicho título, en su aproximación a los Dasm (Elementos) precisan de un acompañante (thil·lven) el cual debe ser poseedor de la confianza que cada uno de los hilven (Siervos) entrega a su respectivo Dasm.

Uno de los rasgos que enclavan la novela en la más pura tradición del género es el tratamiento que se le da al amor. Este tiene mucho de delicadeza, cuidado, generosidad y entrega, estando despojado de tintes eróticos tan en boga en la literatura actual. Tal vez, el más bello ejemplo de ello (a la manera medieval trovadoresca de Amor Cortés, el cual define el sentimiento que procesa un caballero por su alta dama) lo encontramos en Iolidash (el thil·lven, acompañante de los Siervos de los Elementos), quien, tras el paso de incontables ciclos, ama sin esperanza de ser correspondido a la Sierva del Agua, Estheel·la.

Por el contrario, el tratamiento que el autor da al protagonismo de la mujer es peculiar en este caso. Tradicionalmente, en el género fantástico se han concitado grandes gestas y actos sobrenaturales protagonizados por varones. En el libro que nos ocupa, desde la preeminencia de una raza de inmortales amazonas (las Gnurkyah) compuesto únicamente por mujeres, así como otras componentes relevantes en las distintas tramas, queda patente la importancia de lo femenino en el relato.

El tema de la ambición y el efecto que el poder ejerce en algunos seres, “El poder y la ambición corrompen incluso hasta el corazón más limpio”, motiva las acciones de los aviesos y, como reacción a las mismas, las desplegadas por quienes tratan de restaurar el orden. Aún con todo, este asunto queda subsumido en el gran tema, aquel que anima una gran parte de la literatura fantástica, que representa el enfrentamiento del Bien contra el Mal. En el caso que nos ocupa, unos tratarán de adquirir el conocimiento y poder que anida en los Sellos Sagrados (correspondientes a los Cuatro Elementos: Sello de Roca, Sello de Hielo, Sello del Calor y el de los Vientos) para someter a los habitantes de Aasm, mientras que otros tratarán de preservarlos y aprovechar sus cualidades para enfrentarse a la oscuridad, fealdad y terror que representan las fuerzas del Mal. Quien lo consiga podrá inclinar la balanza y desequilibrar a su adversario. Aún con todo, el autor nos advierte de que la existencia de un aspecto conlleva la de su contrario. De tal forma, para mantener el equilibrio de las cosas, ambos aspectos han de darse a la vez: “Así como la oscuridad se opone a la luz, el frío al calor el miedo al valor, los Padres de Aasm acarreaban consigo sus opuestos: seres tan poderosos como ellos, y que al mismo tiempo descendieron a Aasm cuando los primeros se materializaron”. Ahora bien, el autor aclara que lo que nos define no es nuestra naturaleza sino “el camino que elegimos recorrer, y evidentemente el modo en el que lo hacemos”.

Este círculo de fuerzas y poderes se cierra con la existencia de los tres Triángulos de Gnurk. El primero de ellos, es el Triángulo de Poder, conocido también como el del Vigor. Sobre él existe una profecía del Oráculo quien lo presenta como un ser que, atraído por el mal, emponzoñará y tratará de someter a sus contemporáneos. El Segundo Sello es el de la Sabiduría o la Ciencia, quien se opone al primero, mientras que del Tercero apenas nada se sabe. Según la leyenda, con la llegada de este último, todos los Sellos se romperán, quedando de este modo abierto el acceso a los mismos.

Precisamente, la saga arranca con el nacimiento del primero de los Triángulos. Este hecho, habida cuenta de la profecía existente sobre él, despertará suspicacias en el seno de las Gnurkyah (el Triángulo del Vigor nace de la reina amazona Giolva, quien perece en el parto), no faltando quien quiera acabar con su vida para evitar males mayores. Giurka, hija de Giolva y, por ende, hermana del Triángulo, tratará de ponerlo a salvo dedicando a ello su vida. Por otro lado, conocida la noticia del excepcional nacimiento de un varón (el Triángulo) en el seno de las amazonas, el pueblo de Ruernphas, con espurias intenciones, pondrá sitio a su reino iniciando una batalla que se prolongará en el tiempo más allá de lo que sus actores preveían.

Por último, acerca de la estructura presente en la narración de los dos primeros libros, es de destacar que sus distintas tramas se presentan de forma sucesiva, de manera que cada una de ellas avanza durante un extenso período de tiempo, para dar paso a la siguiente, y así sucesivamente con las demás. Al final, todas confluyen en un mismo tiempo, dejando al lector con el anhelo de conocer cómo evolucionarán de forma conjunta en una confrontación, iniciada por las huestes de Mal, que habrá de tener respuesta por quienes velan por la vida y la justicia en Aasm. En dar respuesta a este incierto futuro queda emplazado su autor.

- Avda. General Marvá, 16 - 03004 Alicante - 965 212 241
- De lunes a viernes de 18:00 a 22:00 horas
- Contactar por E-mail

- Avda. General Marvá, 16 - 03004 Alicante - 965 212 241
- De lunes a viernes de 18:00 a 22:00 horas
- Contactar por E-mail