Inicio
Contacta
Quienes somos
Decálogo
Agenda
Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en Título
Buscar en contenido

Biblioteca de la Abadía de San Gall

Publicado el 11 de noviembre de 2021


“Bibliotecas del mundo” por Mariángeles Salas.

La Biblioteca de la Abadía de San Gall es una importante biblioteca monástica medieval de la antigua abadía benedictina de San Gall en Suiza. Fue fundada por el primer abad, San Otmaro,  a principios del siglo VIII. La abadía fue secularizada en 1805, y declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1983.

La historia de la Biblioteca comenzó en el siglo VII, cuando un monje irlandés llamado Gallus fundó su cabaña en el sitio del actual monasterio de San Gall en 613. Después de su muerte en el sitio de la cabaña, la fundación de la Abadía de St. Se colocó Gall y más tarde se fundó la biblioteca. Ya en el siglo VIII, existía un famoso centro de investigación, donde numerosos quirógrafos estaban creando manuscritos únicos que hasta el día de hoy impresionan a los visitantes de la biblioteca con su belleza.

Curiosamente, en 937, casi todo el monasterio fue quemado en un incendio, pero los libros de forma milagrosa permanecieron intactos. En el siglo XVII se estableció una imprenta en las instalaciones de la abadía de St. Gall, lo que permitió mantener su reputación de centro científico respectivo. Los edificios contemporáneos de la abadía, incluida la Catedral y la Biblioteca, se construyeron entre 1755 y 1768.

La sala de libros principal de la biblioteca de la abadía se encuentra artísticamente decorada y equilibrada en sus proporciones, y es considerada la mejor sala barroca no eclesiástica de Suiza y uno de los edificios de bibliotecas más perfectamente diseñados del mundo. Bajo los abades Cölestin II, Gugger von Staudach y Beda Angehrn la sala fue diseñada por el arquitecto austriaco Peter Thumb en un estilo barroco tardío, rococó, y construida entre 1758 y 1767.

El piso de madera de abeto, luce cuatro grandes estrellas y bucles en forma de zarcillo que están incrustados en madera de nogal. Los interiores de madera ornamentados se realizaron en el taller del monasterio.

 El techo está decorado con numerosos trabajos de estuco ornamentado y cuadros abovedados realizados entre 1762 y 1763. Parte de la secuencia de imágenes se refiere a la función de una biblioteca del monasterio sirviendo de guía pastoral, erudita y pedagógica. Las imágenes más grandes representan los cuatro primeros concilios ecuménicos (Nicea en 325, Constantinopla en 381, Éfeso en 431 y Calcedonia en 451) y la virgen María.

Los padres de la Iglesia se representan simbólicamente en los laterales: San Gregorio Magno, San Agustín, San Ambrosio, San Jerónimo, y San Anselmo de Canterbury. Las pinturas grisallas más pequeñas (en tonos de gris) muestran alegorías de la erudición científica del monasterio. Los retratos de los dos constructores Cölestin Gugger (1740–1767) y Beda Angehrn (1767–1796) están en los lados estrechos del pasillo en la galería. Una puerta de hierro en el lado sur de la galería conduce al inaccesible antiguo gabinete de manuscritos con un valioso trabajo de incrustaciones de marquetería originados en el taller de la carpintería del monasterio.

Entre las ricas decoraciones se manifiestan también las grandes áreas del conocimiento. Los temas están representados por doradas figuras de niños en pequeños nichos, cada uno de ellos portan elementos que se corresponden a la disciplina.

La Biblioteca de San Gall posee 2.100 manuscritos de los siglos VIII a XV, 400 de ellos con más de un milenio de antigüedad, 1.650 incunables y unos 160.000 volúmenes impresos. Este prolífico scriptorium e imprenta resistió incluso un incendio en el siglo X que afectó al resto de Saint Gall. También hay dos mil códices del Medievo, entre ellos los llamados purpúreos, placas de marfil esculpidas y encuadernadas, el diccionario de alemán más antiguo que se conserva, partituras musicales escritas con neumas. Un objeto especial en la colección es la auténtica momia egipcia de Schepenese, que desde 1836 junto con su sarcófago es propiedad de la biblioteca. Su historia se remonta a aproximadamente 650 a 610 a. C. Es posible ver los sarcófagos en la sala principal.

Otras obras notables incluyen la Cantatorio de San Galo , un cantatorio del siglo X (una colección de cánticos para la misa), que se considera el manuscrito musical completo más antiguo conocido en el mundo, así como el siglo IV / V Vergilius Sangallensis , que contiene Virgil's Eneida, Georgics, y Églogas (conocido también como Bucólicos ).

Y se conserva uno de los documentos más importantes de toda la época medieval, el Plano de San Gall, el dibujo arquitectónico más antiguo de Occidente que se nos ha transmitido y, por lo tanto, constituye un monumento importante en la historia de la cultura europea.

Gracias a él podemos observar cómo los monjes realizaron el proyecto de un monasterio. El plano fue dibujado poco antes del año 829 en tinta roja sobre cinco hojas de pergamino, siendo encargado por el abad Gozberto. Con este plano podemos reconstruir idealmente el proyecto, que concebía el monasterio como una pequeña ciudad autosuficiente. Las construcciones se organizaban alrededor de la gran iglesia abacial, diseñada con planta basilical, dos ábsides y dos torres a los pies.

 En el lado sur se ubicaría el claustro, centro de la vida religiosa. En la zona este se encuentran los dormitorios; el refectorio en el sur y en el oeste la bodega. La zona este del monasterio está ocupada por el convento de los novicios, el cementerio, la huerta con su respectiva casa, los gallineros y la casa del palafrenero. Otra iglesia enlaza el convento novicial con el hospital, a cuyo alrededor se localizan la cocina, los baños, la enfermería, la casa del médico y el huerto con las plantas medicinales.

En el norte encontramos la biblioteca, la casa del abad, la escuela y la hospedería. En el ala oeste se ubican las caballerizas, la entrada principal, las viviendas de los siervos y los edificios de las granjas. En el sur se hallan la residencia de los peregrinos, un nuevo grupo de granjas, la cocina anexa a la panadería y la cervecería y tras estas estancias los molinos. Los dormitorios de los artesanos y otra granja completan el conjunto.

En estas pequeñas ciudades sagradas podemos apreciar normas de trazado urbanístico que habían sido abandonadas en las ciudades de la época. A causa de la ambición del proyecto nunca se levantó este monasterio, pero sirvió como referencia para los arquitectos cistercienses del siglo XII.

En el siglo XX, los manuscritos musicales más valiosos de la biblioteca se publicaron como facsímiles (especialmente en la serie Paléographie musicale). Desde 2017 el Patrimonio documental de la antigua abadía de San Gall en los archivos de la abadía y en la biblioteca de la abadía de San Gall se encuentran inscriptos en el Registro de la Memoria del Mundo de la UNESCO.

Con el fin de permitir que una base de usuarios más amplia para que acceda a los manuscritos, desde 2002 se digitalizaron los códices medievales y una selección de códices modernos como parte del proyecto "Códices Electronici Sangallenses" (CESG) y se pusieron a disposición en una biblioteca virtual desde 2007. Esta biblioteca digital está compuesta por los manuscritos más bellos y los más importantes de Suiza, incluidos la colección de los manuscritos carolingios y otomanos de la biblioteca.

Incluida entre las bibliotecas más bellas del mundo, se realizan visitas guiadas. Por protección en la sala solo se puede ingresar con zapatillas de fieltro.

Fuentes

Artehistoria

https://us.leskanaris

wikipedia.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

- Avda. General Marvá, 16 - 03004 Alicante - 965 212 241
- De lunes a viernes de 18:00 a 22:00 horas
- Contactar por E-mail

- Avda. General Marvá, 16 - 03004 Alicante - 965 212 241
- De lunes a viernes de 18:00 a 22:00 horas
- Contactar por E-mail

© El Libro Durmiente - Política de privacidad - Política de Cookies