Apegos feroces – Vivian Gornick

Reseña resalizada por María Cristina Espinosa.

Lo que realmente me atrajo de este libro a primera vista, fue su título. El adjetivo “feroz” me pareció una palabra muy acertada para clasificar la cantidad de apegos a los que los seres humanos nos encadenamos y a los cuales no somos capaces de renunciar, aunque nos hagan daño.

Vivian Gornick (1935) es una periodista y escritora nacida en El Bronx, Estados Unidos. No he encontrado nada mejor para definirla que sus propias palabras: “Mujer, judía y clase obrera se juntan en mis tres tipos de marginalidad”.

Estamos ante un libro de memorias que se apoya principalmente en tres mujeres:

. La madre, de carácter fuerte, sarcástica y bastante neurótica, decidida a consagrar el resto de sus días a la memoria de su marido, fallecido cuando sus dos hijos eran aún pequeños.

. Nettie, la vecina, una joven y atractiva viuda que intenta encontrar la felicidad por el camino de la seducción y el sexo.

. La autora, una mujer de cuarenta y ocho años, de formación universitaria, intelectual, a la que vemos de niña mirando todo y recogiendo información y conductas mientras busca el tipo de mujer que quiere ser.

Vivian Gornick nos habla del crecimiento, atrapada entre dos modelos de mujer que no se corresponden con quien ella siente que es.  También nos habla de la difícil relación entre madre e hija, una relación amor-odio auténtica, real y desquiciada, de la búsqueda de un punto de encuentro entre ambas que nunca llega y de la incapacidad de separarse. La autora intelectualiza sus emociones, las analiza, al tiempo que intenta encontrar su identidad como mujer intentando separarse de sus “apegos feroces”

Se trata de un libro profundo y hermoso, escrito con una claridad y una sencillez pasmosas, una historia contada sin dramatismos ni sensiblerías que nos lleva a reflexionar sobre cómo nos construimos, por qué somos y cómo somos.

FacebooktwitterpinterestmailFacebooktwitterpinterestmail