Inicio
Contacta
Quienes somos
Decálogo
Agenda
Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en Título
Buscar en contenido

Acosta de Samper, Soledad

Publicado el 27 de enero de 2021


“Literatura escrita por mujeres” por Mariángeles Salas.

Soledad Acosta de Samper, uno de los personajes más notables de la cultura colombiana durante la segunda mitad del siglo XIX, nació en Bogotá, el 5 de mayo de 1833.

Su padre, Joaquín Acosta, fue historiador, científico y militar. Había luchado por la independencia de la república junto a Simón Bolívar y posteriormente ocupó varios cargos destacados: ingeniero director de caminos de Cundinamarca, encargado de negocios de la Nueva Granada en Ecuador, Ministro en Washington, ministro de relaciones exteriores, diputado al Congreso, catedrático universitario de Química, director del Observatorio Astronómico y el Museo Nacional, además de participar en múltiples proyectos en geología, geografía e historia. Su madre, Carolina Kemble, de ascendencia anglosajona, llegó a la Nueva Granada después de haber conocido a su esposo en uno de sus viajes a Estados Unidos. Ya radicada ahí, pudo dedicarse a dictar algunas lecciones de canto y música, conocimientos que había adquirido en París

Soledad fue la única hija del matrimonio entre Joaquín Acosta y Catalina Kemble. Debido a las ocupaciones del padre, su infancia transcurrió entre muchos países. A los cinco años la familia se trasladó a Ecuador, luego, a los doce años vivió un año en Halifax (Nueva Escocia, Canadá) y después se trasladó junto a sus padres a París, donde estudió en dos colegios para señoritas. La permanencia en varios países hizo posible que Soledad dominara el español, el inglés y el francés a la perfección. Su padre se empeñó en que recibiera la mejor educación posible y ella aprovechó con creces esa oportunidad.

La familia regresó a Colombia a mediados del siglo XIX y Soledad se estableció con sus padres en Santa Marta. En aquella época su padre fue elevado al rango de general, pero no pudo ejercer mucho tiempo el nuevo cargo porque falleció en 1852. Esta irreparable pérdida marcó la vida de la joven escritora.

En 1853 conoció al escritor y periodista José María Samper Agudelo en una celebración. Después de dos años de relación, los novios se casaron el 5 de mayo de 1855. Las primeras hijas del matrimonio nacieron entre 1856 y 1857, se llamaron Bertilda y Carolina. Los recién casados se fueron a Europa con su familia en 1858. Mientras su esposo se desempeñó como embajador, Soledad inició su carrera periodística.

Escribió para los diarios colombianos La Biblioteca de Señoritas y El Mosaico ambos de contenido cultural y literario. En ese tiempo la escritora firmó sus artículos con los siguientes pseudónimos: Renato, Andina, Bertilda y Aldebarán.

Soledad, su esposo e hijas regresaron a Colombia 1863. Al año siguiente la escritora sacó a la luz el relato “La perla del Valle” en las páginas de El Mosaico. Su éxito aumentó en 1869 tras la publicación de Novelas y cuadros de la vida suramericana.

Si bien Soledad comenzó a tener éxito en su carrera profesional, su vida familiar se desmoronó en 1872 con el fallecimiento de sus hijas Carolina y María Josefa a consecuencia de una epidemia. Al dolor por la pérdida de dos de sus hijas se sumó la detención de su esposo José María por causas políticas.

Como historiadora escribió numerosas biografías, estudios históricos y dos manuales de historia patria, mientras escribía, simultáneamente, sobre temas de religión y continuaba escribiendo sobre la situación de las mujeres, haciendo traducciones y escribiendo ficción.

En sus labores como novelista, cuentista, periodista, historiadora y editora, escribió 21 novelas, 48 cuentos, 4 obras de teatro, 43 estudios sociales y literarios, y 21 tratados de historia.

Fundó y dirigió cinco revistas: La Mujer (1878), La Familia (1884), El Domingo de la Familia Cristiana (1889), El Domingo (1898) y Lecturas para el hogar (1905). También creó las colecciones Biblioteca del Hogar (1902), de la cual solo circuló el primer número, y Biblioteca Histórica, en 1909.

Buena parte de sus novelas tienen como temática la historia colonial y republicana. Destacan Los piratas de Cartagena (1885) y Un chistoso de aldea (1905). En algunas de sus obras adelantó análisis sociológicos, como en Laura (1870). Escribió además diversas biografías, entre ellas las de Antonio José de Sucre, Antonio Nariño, José Antonio Galán y la de su padre, Joaquín Acosta.

Soledad Acosta de Samper fue reconocida por sus contemporáneos como periodista, novelista e historiadora. Pero después de su muerte en Bogotá, el 17 de marzo de 1913, su nombre casi desapareció de los anales de la literatura, la historiografía y el periodismo nacionales. En la última década del siglo XX se despertó el interés académico por la escritora colombiana y su obra reapareció en el escenario colombiano e internacional gracias al trabajo de investigadoras e investigadores, inicialmente de los estudios literarios. El año 2013 fue declarado “Año Soledad Acosta de Samper” por el Ministerio de Cultura con motivo del centenario de su fallecimiento y con el propósito de rescatar del olvido su amplia, variada y relevante obra.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

- Avda. General Marvá, 16 - 03004 Alicante - 965 212 241
- De lunes a viernes de 18:00 a 22:00 horas
- Contactar por E-mail

- Avda. General Marvá, 16 - 03004 Alicante - 965 212 241
- De lunes a viernes de 18:00 a 22:00 horas
- Contactar por E-mail

© El Libro Durmiente - Política de privacidad - Política de Cookies