Inicio
Contacta
Quienes somos
Decálogo
Agenda
Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en Título
Buscar en contenido

A prueba de fuego – Javier Moro

Publicado el 27 de noviembre de 2020


TÍTULO DE LA OBRA: A prueba de fuego

AUTOR (A): Javier Moro

EDITORIAL: Espasa

AÑO DE EDICIÓN: 2020

TEMÁTICA: Ficción Moderna

ISBN N.º: 978-84-670-6025-6

PRECIO: 19,90 €

COLECCIÓN: Espasa Narrativa

ENCUADERNACIÓN: Tapa dura

N.º DE PÁGINAS: 424

ISBN digital N.º: 978-84-670-6103-1

PRECIO: 9,49 €

Reseña realizada por Teresa Argilés.

Javier Moro, madrileño de nacimiento y ciudadano del mundo por su larga singladura de vivencias a lo largo de su vida. Después de su penúltimo libro A flor de piel, escribió, Mi pecado, una historia ambientada en el Hollywood de 1930, con la actriz española Conchita Montenegro (Editorial Espasa) como protagonista. Con esta novela consiguió el Premio Primavera 2018

Realmente no sé qué podría escribir de Javier Moro que no haya escrito en reseñas anteriores, lo que sí es cierto es que le apasionan “las historias” y pone toda la carne en el asador como antropólogo de formación que es.

Nos ha hecho descubrir personajes como: Chico Mendes, Pedro I de Brasil, Anita Delgado y el Majarás de Kapurtala, la familia Gandhi, el Dr. Balmis, Conchita Montenegro y ahora al arquitecto Rafael Guastavino.

Síntesis que hace del arquitecto El País Semanal del 1 de noviembre de 2020:

«¿Quién era Rafael Guastavino? Se ha hablado tanto de lo que ha conseguido, de cómo dejó su impronta en la ciudad de Nueva York y en la arquitectura estadounidense, de su genio como emprendedor y su talento como artista, que no se ha dicho nada de su vida personal. O muy poco. Su obra, que fue inmensa, ha eclipsado a su persona.

Dejó más de 1.000 construcciones en Estados Unidos, México y hasta en la India. En su necrológica, The New York Times, le llamó “el arquitecto de Nueva York”. Curiosa descripción para alguien que no era de Nueva York, sino de Valencia. Llegó a Norteamérica en 1881, a los 39 años, con una vida exitosa a sus espaldas, pero arruinado, sin hablar el idioma y con una familia que pronto lo abandonó. Supo reinventarse y dejó su huella en el puente de Queensboro, en la estación de metro de City Hall, en la Grand Central Station en la antigua Penn Station, en la biblioteca de Boston, en el Capitolio de Nebraska, en la catedral de San Juan el Divino con su escalera, la mayor del mundo…, hasta en el zoo del Bronx. Su estilo, mezcla de innovación y arte, de imaginación e ingeniería, marcó la época convulsa que vio nacer el mundo moderno».

Manifiesta el autor que en 2016 comenzó a recabar información para desarrollar esta historia y lo hizo por la Basílica de San Lorenzo en Asheville (Carolina del Norte), donde fue enterrado el arquitecto en 1908. En la zona la llaman La Catedral.

La historia está contada por Rafael Guastavino Jr.

El narrador desembarca en Nueva York en 1881 con su padre, su madre y sus hermanas. Las mujeres de la familia no aguantarán la vida neoyorkina y abandonarán a los hombres a los pocos meses de llegar, regresando a España, aunque lo volverán a intentar, pero nuevamente sin éxito.

Desde que Rafaelito recuerda, su padre era su héroe, a quien debía seguir y aprender de él, pero no entendía muchas actitudes de su progenitor. Moro, a través del niño, nos irá contando con detalles muy precisos todas la vicisitudes personales y profesionales de este insigne personaje que bebía los vientos de todo lo español, pero que no podía volver a España.

Bien podríamos decir que es un Tratado de Arquitectura, o de edificios ignífugos (en aquella época las construcciones eran de madera) y de sistemas de trabajo de un maestro de obras, así se denominaba la escuela en la que se formó en Barcelona, pero lo que sobresale, es cómo no debe plantearse económicamente una empresa. Nos deja muy patente el autor a través de su hijo, que toda la brillantez que tuvo como maestro de obras-arquitecto la eclipsaba con su mala previsión en cuanto a las finanzas. Quizás, piense el lector, que esto no es destacable, pero sí lo es. Su afán de tener innumerables proyectos le llevaba a no pensar en si podían ser rentables o no; sus cálculos sólo eran posibles para la construcción, pero para las finanzas era un nulo calculador.

Nos podemos perder en la lectura con los tecnicismos que ha tenido que lidiar Javier Moro, pero eso no nos debe impedir el seguimiento de la historia. Guastavino fue un hombre al que le gustaba disfrutar de todos los placeres, comida, bebida, tabaco, mujeres… y trabajo, mucho trabajo. Con estos mimbres y la clarividencia de contar una historia de un español muy reconocido fuera de nuestras fronteras, pero casi desconocido para los españoles, a no ser que hubieses estudiado alguna rama de la arquitectura o de la delineación.

Paradójicamente el hombre de los edificios ignífugos construiría su mansión, de madera, y sería pasto de las llamas. Rafael Jr. creció a imagen y semejanza del padre, lo imitaba en todo, era el fiel lazarillo que le acompañaba allá donde fuere. Creció sin el amparo de su madre y su padre sería su todo. Si el padre tuvo una vida amorosa turbulenta el hijo también le fue a la zaga.

Una lectura apasionante más de Javier Moro, en la que nos hará descubrir un nuevo personaje español casi desconocido.

 

Comentarios:
Hay 1 Comentario

  1. Luz Stella dice:

    Gracias Señora Teresa Argilés, su reseña es precisa y muy motivante , será difícil que alguien que la lea no desee sumergirse en la lectura del libro .
    Usted está en lo cierto, todos los libros del escritor Javier Moro, son apasionantes, deliciosos y además, agradablemente adictivos .
    Nunca una mejor manera de pasar tiempo en cuarentena .

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

- Avda. General Marvá, 16 - 03004 Alicante - 965 212 241
- De lunes a viernes de 18:00 a 22:00 horas
- Contactar por E-mail

- Avda. General Marvá, 16 - 03004 Alicante - 965 212 241
- De lunes a viernes de 18:00 a 22:00 horas
- Contactar por E-mail

© El Libro Durmiente - Política de privacidad - Política de Cookies