Sahagún Beltrán, Carlos

Autores alicantinos por Mariángeles Salas:

“…La vida es tiempo irreversible
y se deshace año tras año…”

SAHAGUN

Carlos Sahagún Beltrán, poeta y escritor, (Onil, Alicante, 4 de junio de 1938 – ibídem, 28 de agosto de 2015), vivió en Alicante hasta 1956, año en que se trasladó a Madrid para completar sus estudios de Filosofía y Letras, licenciándose en Filología Románica en 1959. Fue Lector de Español en la Universidad de Exeter (Inglaterra) y desde 1965 ejerció la docencia como Catedrático de Lengua y Literatura Españolas en Segovia, Barcelona, Las Palmas, Madrid y Palermo.

En 1963 fue incluido en la antología Poesía última de Francisco Ribes, con otros poetas como Claudio Rodríguez, Ángel González, José Ángel Valente o Eladio Cabañero, que conforman luego junto con otros muchos autores, la generación de los 50, reunida en Antología de la Nueva Poesía Española por José Batlló y publicada en 1969.

En ese contexto generacional, Sahagún alterna la poesía intimista de tono elegíaco (con las constantes generacionales ante el inefable paso del tiempo, la pérdida la infancia y el encuentro con el amor, referentes casi tópicos como ocurre en el también levantino Paco Brines), junto a la poesía social y elementos vagamente irracionales y a veces oníricos.

El tema de la infancia, vinculada a las circunstancias históricas de la posguerra española, es esencial en su obra y adquiere en ella una dimensión simbólica, convirtiéndose en metáfora de la condición humana y emblema de la orfandad existencial del hombre.

Fue uno de los redactores y firmantes del “Manifiesto de los 2.300”, manifiesto que reivindicaba los derechos de los hispanohablantes catalanes.

En 1955 publicó Hombre naciente (Alicante, Silbo), al que siguió Profecías del agua (Madrid, Rialp, 1958), que fue Premio Adonais en 1957. En 1961 veía la luz Como si hubiera muerto un niño (Barcelona, Instituto de Estudios Hispánicos, 1961), Premio Juan Boscán de 1960. Otros libros suyos fueron Estar contigo (León, Provincia, 1973), Memorial de la noche (Barcelona, Lumen, 1976), compilación de su obra publicada (con la excepción de Hombre naciente) donde se incluyen asimismo algunos poemas que luego recogería el autor en el citado Primer y último oficio (León, Provincia, 1979). En el 2000 vio la luz Versos escogidos, una mínima tirada para sus relaciones más estrechas.

Obtuvo los premios de poesía Adonais (1957), Boscán (1960), Juan Ramón Jiménez (1974), Provincia de León (1978) y Nacional de Literatura (1980)

“Y bajaba dormida el agua, dando saltos de gozo, resbalando su claridad entre las piedras, viendo inéditas palomas, altos ángeles casi de carne y hueso, con las alas abiertas”

«Manantial»