Quién de nosotros – Mario Benedetti

Reseña realizada por Tati Jurado:

quien-de-nosotros

“Pero, ¿quién de nosotros juzga a quién?” Con esta frase Mario Benedetti termina la historia de un triángulo amoroso que trasciende en el tiempo porque los mismos personajes, principalmente Miguel, se lo proponen. Un cruce de sentimientos compartidos y callados originados en la adolescencia. Desde una óptica derrotista, desde la certeza de ser la opción elegida por la falta de determinación de su amigo Lucas y su mujer Alicia, Miguel transita por la vida con un rencor mudo pero palpable, con una impasibilidad doliente para él y también para los otros que lo convierte, cómo dice Alicia, en “un testigo implicado” atestado de suposiciones.

Una historia presentada en tres etapas en la que vamos conociendo a cada uno de los protagonistas. En la primera Miguel, el pesimista, el que siempre se sintió destinado a perder y, para mí, el más egoísta de los tres a pesar de ser el “engañado”, se presenta mediante un diario. En él va haciendo un repaso de su vida antes y después de Alicia; antes y después de Lucas. Un desconforme pasivo que se escuda en las debilidades de los otros para, en el fondo, justificar sus miedos, sus frustraciones, su incapacidad de involucrarse verdaderamente, su invalidez para entregarse. “Ni favoreces la corriente ni te opones a ella” lo describe la mujer con esta simple definición.

La segunda etapa le corresponde a Alicia, una mujer hermosa y fuerte que, mediante una carta,  decide dejar a Miguel para cumplir con el pronóstico que durante más de once años él ha considerado una certeza y que ella ha considerado un tormento: “Has pasado once años imaginando el momento de devolverme a Lucas, disfrutando por anticipado de tu sacrificio”.

La última el autor se la dedica a Lucas, también egoísta, quien a través de un cuento(es escritor) relata su visión y versión de los acontecimientos. Una rivalidad consciente que él resolvió marchándose lejos y que sin embargo también siguió alimentando a lo largo de esos años.

En esta novela, sumamente recomendada, Benedetti refleja la soledad y la cobardía de los protagonistas sin reservas, sin tapujos. Nos desnuda la intimidad de unos personajes que, como tantos, esconden aquello que piensan y en el fondo tampoco se animan a reconocer.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestmail