No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas – Laura Norton

Reseña realizada por Mariángeles Salas

TÍTULO DE LA OBRA: No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas.

AUTOR: Laura Norton

EDITORIAL: Espasa

AÑO EDICIÓN: 2014

ISBN: 9788467041583

Nº DE PÁGINAS: 352

TEMÁTICA: Novela Contemporánea

Laura Norton Es difícil encontrar datos sobre la autora de esta novela, y menos una fotografía. Nos aseguran que las sesiones fotográficas le dan “vergüenza”. Algo difícil de imaginar, cuando ha sido capaz de escribir esta historia, que tanto éxito le ha dado porque ha sido una de las novelas más leídas de este último año.

Tan solo sabemos que a Laura Norton las dos cosas que más le gustan en la vida son escribir y observar la realidad, actividades que, no sin esfuerzo, ha conseguido convertir en su modo de vida: ha trabajado en publicidad, televisión y cine.

Cuando le propusieron dar clases en un taller literario, decidió que había llegado el momento de escribir una novela.

Esperemos que pronto podamos saber quién se esconde tras ese pseudónimo.

22106378

No sé qué habré hecho en otra vida para que ahora todo me pase a mí. Yo sé que no es culpa mía, tiene que ser del karma, o de él, sí, de Aarón. Para qué nos vamos a engañar. Porque desde que apareció en mi vida… Maldito Aarón.

Así arranca la novela de Laura Norton. Una historia que, desde el principio hasta el final consigue algo muy difícil, y es que el lector se vea inmerso en una trama, a veces delirante, donde reirá con ganas en muchas ocasiones.

Con la crisis actual de fondo la autora consigue montar una historia donde las plumas, toda clase de plumas, estén presentes desde el principio hasta el final de la novela.

Sara, la protagonista, es una joven treintañera que está dispuesta a rescatar el oficio de plumista, pese a quien le pese; sobre todo a sus padres que no entienden cómo una chica que ha terminado la carrera de Químicas no quiere opositar para profesora y, sí, en cambio, instalarse en una tienda, propiedad de su padre, a la que llamará “Ave del Paraíso”, para trabajar y teñir plumas con las que diseñará cientos de sombreros que incluso aparezcan en algún desfile de Cibeles. Sus padres, al contrario, piensan que su pobre hija está loca, que es una ilusa, y que se morirá de asco y de hambre.

La historia, ambientada en el barrio madrileño de Malasaña, está llena de complicaciones para la protagonista, que verá como Roberto, su novio de toda la vida, se va a Asia, su hermana se va a casar con Aarón, su amor platónico de adolescente, y sus padres deciden separarse porque su madre se ha enamorado de uno de los encargados del Zoo.

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas es una novela inteligente y atractiva, con reflexiones interiores y diálogos muy conseguidos; que no se hace para nada aburrida; e incluso, entre tanto momento disparatado, te hace reflexionar sobre la  de vueltas que puede dar la vida.