Mira Candel, Manuel

Autores alicantinos por Mariángeles Salas:

Manuel Mira

Manuel Mira Candel nació en Orihuela en 1945. Estudió Derecho y Periodismo en Valencia y Madrid. En su dilatada carrera como periodista fue desde corresponsal en el extranjero, hasta director de medios, creador de empresas periodísticas y columnista en los diarios La Verdad, Información, ABC, Las Provincias y El Mundo. Ha sido conferenciante en foros empresariales y universitarios, y tiene en su haber los premios periodísticos: “Emilio Castelar” y “Fundación Ficia”. Fue también presidente de la Asociación de la Prensa de Alicante.

A partir de 2003 es cuando irrumpe con fuerza en la literatura, su otra pasión, y gana en 2004 el Premio Azorín, del que fue finalista el año anterior, con la novela El Secreto de Orcelis. La aparición en 2007 de Ella era Islandia lo consagró como un excelente prosista. Le siguieron Madre Tierra y El Apeadero, una ácida metáfora sobre la crisis económica en España.

Es autor de varios cuentos publicados en antologías y en soportes digitales, entre ellos el infantil La Casa del Loro.

Su labor investigadora como escritor se inició con el ensayo Crónica de una transición, sobre los orígenes de la Universidad de Alicante. Es autor asimismo de la biografía, no autorizada, Juan Roig, el emprendedor visionario, un ensayo de investigación sobre la vida del presidente de Mercadona y las claves de su imperio. Con su obra Las Zapatillas Vietnamitas irrumpe en el thriller.

Con su última novela de ficción no inventada: El olivo que no ardió en Salónica, Manuel Mira nos recrea con la  historia de la familia Carasso, que sobrevivió a seis guerras y tras muchas huidas desde Salónica se instaló en Barcelona donde comenzó a elaborar un yogur medicinal que sentaría las bases del imperio Danone.

https://www.youtube.com/watch?v=DhVpmERtCuI

Su autor cuenta que es su libro más trabajado. “Llevo 9 libros desde el año 2004 pero éste es al que más tiempo le he dedicado. Es el resultado de una vastísima documentación y de una serie de viajes a Salónica, Estambul y al sur de Francia entre otros lugares”.

Todo ello ha hecho que la elaboración de esta novela, de más de 700 páginas, haya sido para él una experiencia inolvidable tanto a nivel personal como a nivel periodístico, ya que la curiosidad y las ganas de investigar han dado lugar a desbrozar la tremenda y apasionante historia de los Carasso.

En la actualidad, aunque se encuentra retirado del periodismo en activo, sigue colaborando, de manera esporádica, como columnista y consultor en algunos medios.