Milena o el fémur más bello del mundo – Jorge Zepeda Patterson

Reseña realizada por la autora Begoña Curiel:

milena-o-el-femur-mas-bello-del-mundo-portada

Las mafias ucranianas desde la Marbella de los tiempos de Gil y Gil con Milena como auténtico y absoluto foco de atención, centran dos semanas de tiempo cronológico, en las que Jorge Zepeda desgrana lo más putrefacto y hediondo en el mundo de la trata de mujeres y la prostitución.

Con este complejo fondo, Zepeda se ha llevado el Planeta de 2014, aprovechando la larga experiencia del autor como periodista, porque es un tratado informativo sobre estas redes criminales, donde se guisa todo lo peor: persecuciones obsesivas, corrupción, asesinatos, humillación elevada a la máxima potencia, abusos de todo tipo… Vamos, lo mejor “de cada casa”.

Para describirnos semejante panorama, tan sórdido y desolador como terrorífico, el escritor comienza con un muerto de relieve –director de un prestigioso periódico de México- sobre el cuerpo de Milena, una joven croata, secuestrada a los dieciséis años para destinar su cuerpo a la prostitución. Cuando su amante fallece presa del Viagra, la mujer tiene el mundo para huir. Pero, ante sus ojos es un espacio diminuto como para lograr esconderse de las redes en las que fue cazada.

Cómo no, se lleva bajo el brazo un agenda con datos y testimonios con los que puede hundir a personas y personajes tan altos y grandes como castillos. Siento decir –ya lo he mencionado alguna vez- que el recurso del cuaderno, carta, foto… que todo el mundo quiere conseguir, me cansa hasta el infinito.

No resta –lógicamente- importancia a la novela que tenemos entre manos –es sólo una manía personal-, donde existen varios grupos de personajes. Junto al cúmulo de mafiosos que pueblan las páginas del libro, Jorge Zepeda nos presenta al “grupo” de mayor peso, el de “Los Azules”: Amelia, político, Tomás, periodista que sustituye al difunto que he mencionado y Jaime, especialista en seguridad.

Milena les reúne, les separa, les violenta… Todo lo que hacen, dicen y viven en esta obra está determinado por la fuga y movimientos de la protagonista.

Jorge Zepeda intenta explicarnos lo que pasa por su cabeza donde habita un complejo sistema emocional en el que ha derivado –y no es para menos- la presión insufrible a la que se ha visto sometida durante diez años y que –por si fuera poco lo que llevaba cargado en la espalda- le sirve al escritor para contarnos, no siempre con acierto y a veces con calzador, alguna que otra historia de amor.

En definitiva. Es un gran trabajo “periodístico”, de documentación y sobre todo de denuncia a la globalización en la que viaja a mil por hora este planeta, donde las mujeres captadas por las mafias de la prostitución están –permítanme la expresión- “a la izquierda de un cero a la izquierda”, donde la vida es casi una lotería que decide una bala o una paliza. Y puede ser en cualquier instante.

De todas formas, para mi gusto, la historia es excesivamente densa, a veces con vueltas y vueltas –como ocurre con el título- demasiado enmarañadas a lo largo del relato. Una madeja llena de nudos y más nudos, imposibles de desatar, porque lógicamente, la trama lo pide, si tenemos en cuenta la realidad, “la más absoluta no ficción”. Tanto es así, que me he perdido en varias ocasiones a lo largo de la lectura, intentando adivinar, a veces intuir con quien está “aliado” en realidad algún que otro personaje. Hay tanto “lado oscuro” en esta novela que es una auténtica cueva de lobos, sin grises, sólo tonos negros, cada vez más negros. Y aunque parezca increíble, el autor es capaz de ver una pequeña luz al final del túnel.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestmail