LOS POETAS DEL SIGLO XXI EN EL 1900

Cronica del evento realizada por Carmen Martagón:

Desde el año 1986 en un rinconcito de Huelva capital, hay un lugar especial, considerado el “templo de la cultura” en nuestra ciudad. Año tras año, en sus entrañas, se dan cita amantes del arte, empeñados en potenciar lo que cada uno es capaz de aportar a este difícil mundo. De esta tarea se encargan, con cariño y saber hacer, Antonio María García y Mihaela Ionescu al frente del conocido 1900 Company Bar, que cuentan siempre con la inestimable ayuda de gestores culturales, editores, poetas, escritores y un amplio elenco de artistas.

            La semana del 11 al 17 de Julio, en otro recinto emblemático de la provincia de Huelva, se vienen dando cita autores jóvenes de diversos lugares de España y del mundo, en el Curso de verano “Los poetas del siglo XXI. Joven poesía española en la era digital”, organizado por la UNÍA (Universidad Internacional de Andalucía) en su sede de la Rábida.

Fotografía: Carmen Martagón

Fotografía: Carmen Martagón

  Gracias a la coordinación de ambos lugares el pasado lunes 11 de Julio de 2016 los enamorados de la poesía pudimos disfrutar de un hermoso recital y la compañía de esta nueva generación de poetas, venidos de distintos lugares de nuestra geografía. Sólo la magia de las letras y el “amor al arte” pueden ser capaces de tan sencillas y emocionantes hazañas.

            En un acogedor escenario la sensibilidad y la frescura de los versos aportaron un calor especial al lugar, provocando en los asistentes sentimientos muy comunes: pasión, rabia, tristeza, amor o desamor. Cada una de las voces, de colores y matices diversos, arañaron en lo más profundo a un público ávido de poesía. El Company Bar 1900 se inundó de imágenes cotidianas: un paseo en compañía, la cama desecha, aquel lugar que un día nos heló la sangre o esa huida hacia ninguna parte.

            El recital dio comienzo sobre las diez de la noche, conducido por Rafa Núñez. Los poetas Enrique García Bolaños, Aurora Revólver, Elvira Sastre y Fernando Valverde fueron los encargados de romper el hielo en este encuentro. Siguiendo el hilo de  sus voces fuimos capaces de perdernos entre la lucha por ser y no ser, la aptitud para amar y odiar o ese construir un día a día diferente. Sus versos, tan distintos y tan iguales nos llevaron de la mano hasta las entrañas de sus autores.

En un segundo turno Sara Bueno Hormigo, Manuel Anarte Abad, Alejandro Vázquez y Raquel Lanseros aportaron matices de niñez, adolescencia y madurez en unos versos vestidos de amor, recuerdos y anhelos. Sus voces nos transportaron, minuto tras minuto, desde un presente duro, rebelde y cotidiano, hacia aquellos tiempos de 1939, dónde hasta las letras estaban malditas.

Fotografía: Carmen Martagón

Fotografía: Carmen Martagón

            Otros autores y alumnos del curso, como Marisa Martínez Pérsico, que nos trajo su voz desde el otro lado del Atlántico, o el propio Rafa Núñez pusieron, con sus magníficas composiciones, el punto y seguido a un encuentro más allá del tiempo y la memoria.

Fue emocionante ver el 1900 Company Bar lleno de juventud alrededor del escenario y mucho más ser testigo de algunas anécdotas, como sentir el entusiasmo de quienes, con apenas catorce años, recibieron el autógrafo de su poeta favorita en una servilleta de papel, con una dedicatoria que comenzaba así: para mi  “tocaya”. Detalles de esa calidez, forman parte de la magia que sólo el arte es capaz de lograr.

            El encuentro de jóvenes autores en un “viejo” rincón de la antigua Onuba, el calor propio de un día de Julio especialmente veraniego y todo lo vivido alrededor de momentos como la firma cariñosa de libros, los abrazos esperados y un sinfín de sonrisas, demostraron que la poesía vive y es capaz de palpitar en las nuevas generaciones, una savia fresca que recorre esta hermosa “rama” de la literatura universal.