La odisea del libro. La transición digital – Antonio Pérez-Adsuar Belso

TÍTULO DE LA OBRA: LA ODISEA DEL LIBRO. LA TRANSICIÓN DIGITAL.

SUBTÍTULO: Guía para autores, editores, libreros y bibliotecarios.

AUTOR (A): Antonio Pérez-Adsuar Belso

EDITORIAL: Editorial Diéresis, S.L.

AÑO DE EDICIÓN: 2017

ISBN N.º: 978-84-946289-1-7

N.º DE PÁGINAS: 180

TEMÁTICA: SOCIEDAD Y CULTURA GENERAL

PRECIO: 15 €

ENCUADERNACIÓN: TAPA BLANDA

CÓDIGO IBIC: JF

Reseña realizada por Teresa Argilés:

El lector que necesite ayuda se encontrará ante un libro que se la prestará, pero a un gran nivel. Como se trata de ayudar al lector, al escritor y al editor, diré que me he encontrado con un libro manejable, con una encuadernación casi perfecta, con una letra clara y legible y una ortotipografía que muchos editores deberían cuidar al igual que el equipo de Diéresis. Y un papel ahuesado excelente. Tan solo tendría que decir que los márgenes internos me han parecido un poco justos. La maquetación de un libro es muy importante.

Pero una vez leído con detenimiento todo lo expuesto para aquellos que tienen algo que ver con el lanzamiento de un libro, me queda muy claro que, y así deben verlo los autores en ciernes, hay que ser un experto en redes para posicionar el libro en todas las plataformas en las que se pueda hacer visible y además hay que disponer de un tiempo libre bastante extenso, sino, será bastante complicado que el libro esté bien posicionado.

El libro está muy bien estructurado, en cada una de las partes analizadas: autor, editor, librero y bibliotecario, pormenoriza muy bien los aspectos en los que se encuentra cada uno de cara al libro, pero no forma parte de este cuarteto el que más tiene que decir del soporte tradicional del mismo, el distribuidor.

En su preámbulo en el apartado Dios mío. ¿Qué es un libro?, deja muy claro lo siguiente: ¿Es un libro lo mismo para un autor, para un editor o para un librero?, y ¿para un traductor, para un distribuidor, o para un agente literario? He aquí las grandes incógnitas de un libro y su complejidad. Pérez-Adsuar, inunda su libro de matices y frases desconocidas, sobre todo para la parte más importe de un libro, el autor.

En mi periplo laboral en el mundo editorial pude conocer todos los aspectos del libro, visto desde una gran empresa multinacional y desde una pyme. El autor cree que su libro (que es el mejor), cuando lo envíe a una editorial y lo publique, ya sea autoeditado, en coedición o asuma el lanzamiento el editor, estará posicionado en todas en todas las librerías del país para que se conozca. Este es el primer error, el autor piensa en esta posibilidad, que es coherente, y el editor no puede asumir este riesgo. Hoy en día con la impresión bajo demanda esa posibilidad no cabe. La tirada de un libro será inicialmente de 100 o 200 ejemplares, si el autor manifiesta que en la presentación asistirá mucha gente, si no posiblemente no llegue a imprimir ni un centenar.

En una Master Class a la que asistí, impartida por el escritor Jorge E. Benavides, manifestó que necesitaban los escritores de segunda línea que las grandes editoriales tuvieran mucho éxito con los escritores de bet-sellers, para que a ellos también pudieran publicarles libros. Pero… estos autores de segundo nivel como él se catalogaba vendían unos veinte mil ejemplares de sus libros. Una editorial de pequeño nivel ni se imagina que pueda vender de un solo título esta cantidad.

Como ya he dicho anteriormente, en mis treinta y cinco años de vida laboral en el mundo del libro, he visto como de un autor se han vendido casi cien mil ejemplares en menos de un mes y de otro se han vendido treinta o cuarenta en la presentación del mismo, que el propio autor se ha preparado, que ha invitado a asistir a ella a toda la familia y amigos, pero que si sale de su ambiente o bien de radio de acción no venderá nada porque nadie lo conoce, y tampoco ha posicionado su libro como nos explica el autor.

Estas 180 páginas han sido muy explícitas en sus detalles y me han parecido de una información muy exhaustiva, pero para personas que ya tengan nociones de edición y del recorrido del libro. Muchos autores lo leerán y se quedarán con algunos conceptos, pero pensarán que con ellos no va esta historia. Poca gente conoce que el cincuenta por ciento del P.V.P de un libro se lo lleva el distribuidor y éste le pagará al librero. El otro cincuenta por ciento será para el coste del servicio editorial y para las regalías (o porcentaje) que le corresponde al autor. Si ha contratado a un agente literario ya estamos con otro capítulo aparte.

Pero… ¿está el libro corregido?, ¿está la portada hecha? Estos son aspectos también muy importantes que el autor desconoce y ningún manual recoge; cada editorial tiene sus tarifas y hacen encarecer el libro.

Antonio Pérez-Adsuar, al que felicito por el gran trabajo que ha realizado, le invito a que baje algunos peldaños y ayude también a los autores noveles que piensan que todo lo que él nos ha expuesto en este libro le viene grande.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestmail