La nieta del señor Linh – Philippe Claudel

Reseña realizada por PiH

Una delicia, un regalo literario, una verdadera delicatessen de 128 páginas que te remueve el corazón.

 “La nieta del señor Linh”, del francés Philippe Claudel, no deja indiferente, hace reflexionar y quizás reconciliarnos con el ser humano.

El señor Linh es un anciano abocado al exilio con la única compañía de un bebé, su nieta Sang Diu (Mañana dulce). Una pequeña a la que cuida con el mimo de quien se sabe poseedor de un tesoro único. Tratando de sobrevivir en un país desconocido, el señor Linh conoce a señor Bark. Es el encuentro de dos almas que no necesitan más que miradas para comunicarse, para sentirse, para entenderse. Dos solitarios en medio del enjambre de una gran ciudad.

la-nieta-del-senor-linh

“El señor Linh se inclina tres veces a modo de despedida y el señor Bark, como no puede estrecharle la mano porque el otro tiene a la pequeña en brazos, posa la suya en el hombro del anciano pesadamente, con afecto.

El señor Linh sonríe. Era todo lo que deseaba”

La amistad con mayúsculas se hace patente a medida que la novela avanza y nos lleva a un desenlace inesperado, no por ello menos emocionante.

“La nieta del señor Linh” es una cita ineludible con la obra de Philippe Claudel que en esta novela, al igual que en “El informe de Brodeck”, evita de forma explícita la ubicación física y temporal de la trama.

ve+Loved+Long+New+York+Screening+Arrivals+vOgNNjg0boIl

El autor

Philippe Claudel (Nancy, 1962) ha sido profesor y guionista de cine y televisión. Ha dedicado tiempo a enseñar a niños discapacitados y a presos. Su obra cuenta con numerosos galardones como el prestigioso Renaudot por “Almas grises”  (2005). “La nieta del señor Linh” permaneció en las listas de libros más vendidos desde su aparición.