La comemadre – Roque Larraquy

Reseña realizada por Juan Carlos Portero:

roque-larraquy

Título de la obra: La comemadre

Autor: Roque Larraquy

Editorial : Turner

Colección: El Cuarto de las Maravillas

Año de edición: 2014

Páginas: 160

ISBN: 978-84-16142-01-9

Roque Larraquy (Buenos Aires, 1975) es guionista de cine y televisión, y profesor de diseño audiovisual. Además de La comemadre, ha publicado Informe sobre ectoplasma animal (2014).

La editorial Turner inauguró esta nueva colección, “El cuarto de las maravillas”, para dar cabida a historias inverosímiles, voces nuevas o textos experimentales, con La Comemadre.

El autor estructura esta historia en dos tiempos. El primero transcurre en 1907 y cuenta la historia de un grupo de médicos de una clínica suburbana que desarrollan un experimento cruel, mezcla de ciencia y religión, con el fin de indagar qué hay después de la muerte. El protagonista participa en un experimento motivado por su amor hacia la jefa de enfermeras, la señorita Menéndez, y paulatinamente descubre que no es el único interesado en ella. Esto le lanza a una competencia sin escrúpulos contra sus colegas. La segunda parte transcurre en 2009, cuenta como un artista que busca ingresar en el mercado del arte experimentando con su cuerpo. Decide “dar vida al monstruo”, el suyo y el de otros a quienes ama. “El truco es sencillo: se adormece al bebé con gas de hornalla y se cubre su segunda cabeza con una reproducción en silicona del rostro y el cuerpo de su padre”.

Cuando empecé a leer este libro me vino al recuerdo “La cabeza del profesor Dowell” de Aleksandr R. Beliáiev (1925) que decía: “Sí, en efecto es su cabeza. La cabeza de mi querido y difunto colega Dowell, devuelta a la vida por mí. Por desgracia, solo he podido revivir la cabeza. No todo sale a la primera.”

descarga

Lo absurdo se mezcla con lo aparentemente real y lo experimental se sostiene al estar en un sanatorio de enfermos de cáncer, estímulo para la imaginación de los doctores. El verdugo entrega a la víctima una última visión del mundo. Contradice la idea misma del castigo y convierte al público en espectáculo: “la cabeza separada del tronco permanece consciente y en pleno uso de sus facultades durante nueve segundos”. Los coros de cabezas sin cuerpo, la colección de juguetes para niños ciegos y la «comemadre», una planta cuya savia vegetal produce larvas animales microscópicas capaces de devorar cualquier ser vivo y reducirlo a la nada, engullen casi todo sin dejar rastro y que viene a solucionar el problema de la acumulación de cuerpos en el sanatorio y facilitar la desaparición de víctimas de la mafia.

Esta novela, verdaderamente portentosa, rezuma inteligencia, humor, cinismo, crueldad. Una pasión fría, con enorme desasasosiego y momentos conmovedores. La prosa es limpia, seca, precisa, y nos conduce con autoridad por un territorio monstruoso. Larraquy tardó siete años en escribir este libro, de ciento cincuenta páginas, y pasaron otros tres hasta la aparición del segundo, que tiene la mitad.