Hojas de otoño – Molina Jiménez, Quirico

Reseña realizada por Tere Argilés:

Maquetación 1 (Page 1)

TÍTULO DE LA OBRA: Hojas de otoño.

AUTOR: Quirico Molina Jiménez.

EDITORIAL: Círculo Rojo.

AÑO DE EDICIÓN: 2013

ISBN Nº: 9788490506851

Nº DE PÁGINAS: 153

TEMÁTICA: Relatos Breves.

Había una vez un escritor nacido en la cálida Andalucía y criado y madurado en la Cerdanya, a la sombra de los Pirineos.

De joven le fascinaban las civilizaciones del pasado, los mitos y las leyendas. Las lecturas alimentaban su imaginación en las crepusculares y frías tardes invernales, mientras caía mansamente la nieve. Estudió Historia Antigua.

También se formó como terapeuta de Shiatsu y otras disciplinas.

Le apasionaba Oriente y sus filosofías tanto como los bosques, los ríos y la inmensidad de la montaña.

Experimentó la misma sensación de infinitud a orillas del Mediterráneo, contemplando el horizonte y sus aguas luminosas y cambiantes. Allí se quedó.

Dicen que practicaba el aikido y el tiro con arco tradicional e incluso hacía utensilios de cuero con sus propias manos. Conocía las setas y las plantas. Era silencioso caminando entre los árboles.

Atrapaba con las pupilas la esencia invisible de la vida que se desplegaba ante sus ojos. Escribía relatos breves. Oí decir que incluso había publicado más de uno.

Otros dicen que trabajaba en una novela.

Era reservado y tímido como las criaturas del bosque.

Yo me pregunto:

¿De qué puede escribir un tipo así?

Hojas de otoño, en esta docena de relatos el autor nos muestra y describe la sensibilidad de su escritura. En ellos mezcla la naturaleza, el amor, la muerte… Ésta la dibuja y presenta de muchas maneras encontrándola en varios relatos. Es como un mantra del que no se aleja, mientras sentimos su presencia en algunas de sus narraciones. También la naturaleza cobra un especial protagonismo, a la cual describe  de manera que casi la puedes ver y oler.

Muchos son los temas que se nos muestran, entre ellos el maltrato a un niño; teniendo en cuenta que no hace falta pegar para que esto suceda. En conjunto, forman una alfombra de sensibilidades que se perciben como innatas en el autor, las cuales plasma en unos relatos llenos de ternura y delicadeza. El detenimiento de su lectura hace peguntarse al lector, ¿el siguiente relato, como será? Sensible; bello, como el anterior; rondará la muerte por él, se reafirmará alguna personalidad…

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestmail