Gálvez, Elena (Biblioteca “Pla Carolinas”) – Entrevista

Entrevista realizada por Mariángeles Salas:

-¿Es básico para un lector haberse rodeado de libros desde la infancia o ese despertar a la lectura puede surgir en cualquier momento de la vida?

Creo que es positivo que las niñas y los niños tengan fácil el acceso a la lectura, bien en casa o en el colegio o acercándolos con frecuencia a la biblioteca más cercana.

-¿Qué leías cuando eras pequeña, y qué libros infantiles leen ahora los niños?

No recuerdo que, siendo una niña, mis padres me comprasen libros aparte de los que me pedían en el colegio, pero sí guardo gratos recuerdos de los momentos de lectura en la biblioteca del colegio: los cuentos de la colección Martita, las aventuras de Los Cinco y los tebeos de Esther y su mundo. Algo más mayorcita mis padres me suscribieron a Círculo de Lectores. La novela Jane Eyre fue una de las lecturas que más me caló en aquellos años.

Por lo que observo en las bibliotecas, los niños eligen lecturas muy variadas. Por suerte hoy en día hay un amplio abanico de publicaciones infantiles y juveniles. Otras veces son las madres o los padres los que eligen los libros para sus hijos y muchas veces buscan aquellos cuya historia quiere resaltar ciertos valores.

-¿Era tu vocación trabajar en una biblioteca?

Pues no era una de las posibles profesiones de las que hablaba con mis amigas cuando éramos aún pequeñas. Surgió al finalizar los estudios universitarios y gracias al tiempo de prácticas que realicé en la biblioteca de la Facultad de Derecho de Alicante y en la Biblioteca “Azorín” y por supuesto a las personas que trabajan en estas.

-¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión?

El contacto con el mundo de la cultura, en concreto con la literatura, incluida la infantil y juvenil. Y al trabajar en una pequeña biblioteca pública, valoro mucho el contacto tan directo con usuarios de distintas edades, nacionalidades y condición social. ¡Toda una experiencia y muy positiva!

-Un bibliotecario, ¿lee mucho?

Por lo general, a los bibliotecarios y bibliotecarias nos gusta leer. Muchos venimos de una formación en letras y es habitual. Algunos diría yo, devoradores de libros, sobre todo, de novelas.

Pero yo añadiría que no solo hay que leer mucho, sino que es importante saber transmitir a otras personas ese amor por la lectura, por los libros y por la cultura en general.

-¿Cuáles son tus libros y autores preferidos?

El lector de Julio Verne, de Almudena Grandes, es la novela que más me ha impresionado de las que he leído últimamente. Por sus personajes, por la historia y por la sensibilidad con la que está contada.

Me gusta leer a Gabriel García Márquez, a Saramago, a Eduardo Mendoza. Me inclino más por la novela realista, incluso costumbrista, podría decir. Pero obras como Cien años de soledad o La casa de los espíritus, me parecen bellísimas. Y he de reconocer que la saga de Harry Potter, que comencé a leer a mi hija mayor cuando todavía era una niña, me gustó mucho.

Me gustan los libros de Andrea Camilleri, con el comisario Montalbano y las gentes de Sicilia como protagonistas. Diría que me atraen más las tramas con sabor mediterráneo que las nórdicas, ahora tan de moda.

-¿Influyen los aspectos socio-culturales de cada barrio en la configuración de la biblioteca y sus servicios?

Pienso que así debería ser, pero me temo que en la ciudad de Alicante solo se han tenido en cuenta estos aspectos en la conocida como “zona norte”, dotándola de más servicios bibliotecarios que a cualquier otra zona. Creo no se trata solo de abrir bibliotecas, hay que mantener actualizados sus fondos, con instalaciones modernas y con el personal necesario para dar el mejor servicio posible. Gracias a la colaboración de distintas concejalías, como son Cultura, Acción Social e Igualdad, se proponen actividades en nuestras bibliotecas municipales que pueden responder a los intereses y necesidades de los ciudadanos y posibles usuarios.

-Recuerda un momento memorable vivido por vuestra biblioteca

Pla-Carolinas es una pequeña biblioteca de barrio y en ella no suelen tener lugar grandes eventos. Pero me gustaría contaros que, el pasado verano hubo una actividad para niños y niñas, organizada por la Concejalía de Cultura y la Asociación Humanymal, que trabaja la terapia asistida con animales. Formaba parte de la programación de Animación a la lectura, y tuvo lugar en varias de las bibliotecas de la Red Municipal, con gran afluencia de público.

Recuerdo a los niños y los perros, junto con las monitoras de la asociación, leyendo juntos y la sorpresa de la llegada de la televisión local grabando un reportaje en nuestra biblioteca… ¡Un gran momento!

-¿Tú crees que todos los libros tienen un lector?

Es verdad que algunas veces me sorprendo porque creo que alguna obra no le va a interesar a nadie, bien por el tema que trata o por cómo está escrita, o por el formato o la portada y aun así, se prestan.

-¿Cuántos títulos tenéis?

Unos 11000 volúmenes impresos, pero esa cantidad no se corresponde exactamente con los títulos. Además, en la actualidad, las bibliotecas cuentan con documentos en otros formatos (CD, los DVD, recursos electrónicos) como los Audiolibros.

-¿Qué opinas del resurgir del género de adaptación de los clásicos al cómic?

He podido hojear alguno y son, a mi juicio, sorprendentes: Ana Frank, Moby Dick, Los tres mosqueteros, La Odisea. Son ediciones muy cuidadas y con preciosas ilustraciones. La adaptación de los textos es, por supuesto, muy importante, y debe conseguir que el lector conozca la historia y el mensaje que ha querido transmitir su autor. Tal vez muchas personas que no conocen la obra original se interesen así por ella.

-¿Quién lee más, los hombres o las mujeres?

Por lo que observo en la biblioteca diría que las mujeres, la diferencia a favor de estas, es mayor en la adolescencia y juventud.

-¿Cómo crees que está afectando las tecnologías de la información y la comunicación al presente de las bibliotecas?

Las nuevas tecnologías han mejorado la gestión y han diversificado los servicios que hoy en día prestan las bibliotecas. Se han ampliado los formatos de los distintos materiales que se prestan. Al estar en red con muchas otras bibliotecas públicas de la Comunidad Valenciana se hace posible acceder a documentos que ofrecen otros centros a nuestros usuarios.

Existe una plataforma de préstamo de libros electrónicos, “eBiblio” que pueden utilizar las personas que ya tienen el carné de lector de la “Red electrónica de lectura pública valenciana”. Y en algunas bibliotecas conviven el préstamo de libros impresos con el de documentos electrónicos y digitales.

Así mismo, los usuarios que demandan cada vez servicios públicos como Internet y wifi para estudiar o realizar gestiones, pueden encontrarlos en nuestras bibliotecas.

Todo esto, que a mi juicio es muy positivo, requiere de una constante renovación y actualización de los profesionales y por supuesto del interés de las instituciones de las que dependen las bibliotecas.

-¿Qué aconsejas a los padres “desesperados” que quieren una fórmula mágica para conseguir que sus hijos lean?

Tú lo has dicho, “fórmula mágica” y esa no existe. Yo también he escuchado esa queja por parte de algunos padres. Al menos, hay que valorar ese interés y preocupación por su parte.

Imagino que ayuda el ver a los padres y madres leyendo y que también les lean a sus hijos.

Que sea una actividad agradable y lo tomen como un entretenimiento, no les vayan a pedir después un resumen… Los adultos leemos porque nos resulta placentero.

-¿Eres de la opinión de que los padres deben supervisar la lectura de sus hijos o con tal de que lean deben darles total libertad?

Ya tienen las lecturas obligatorias en su etapa de formación en el colegio, veo positivo que ellos también elijan qué les apetece leer en la biblioteca o acercarse a una librería y pasar un rato con ellos descubriendo las novedades.

-¿Qué acciones crees que se pueden emprender desde la biblioteca pública para fomentar la lectura en nuestros jóvenes?

Para empezar, comprar los títulos más demandados por los y las jóvenes. Organizar clubes de lectura, en horario escolar, acercándose el profesor y sus alumnos a la biblioteca más cercana a su centro. Esta actividad se está realizando en la actualidad en la biblioteca Juan XXIII, una vez al mes. Además, encuentros con autores y concursos literarios específicos para esa franja edad. Creo que un mayor acercamiento y colaboración entre los centros de enseñanza y las bibliotecas públicas daría buenos resultados de cara al fomento de la lectura entre los jóvenes.

-¿Qué servicios gratuitos se ofrecen?

Tanto el préstamo como el acceso a internet y wifi, son gratuitos en nuestras bibliotecas municipales. Como he mencionado antes, es necesario tener un carné le lector de la Red de Lectura Pública Valenciana, y este también es gratuito.

¿Qué libros les interesan más a los adolescentes?

Vienen buscando sobre todos las lecturas que les piden por sus estudios, clásicos de la literatura, narrativa en valenciano y en inglés. Pero sus lecturas favoritas suelen ser los grandes éxitos de venta, como la saga de Harry Potter o románticas y en las que los jóvenes son los protagonistas, como las novelas de Blue Jeans, de John Green.

-¿Se lee mucha poesía o tal vez poca?

Mucho menos que narrativa, aunque curiosamente hay un creciente interés de muchas jóvenes que nos preguntan por los libros de poesía de autores que han triunfado en redes sociales, como es el caso de Defreds.

A mí me parece un género muy adecuado para trabajar actividades de fomento de la lectura con los más pequeños, y aprovecho las visitas de grupos escolares de infantil y primaria para leerles alguna poesía y suele gustarles mucho.

-¿Cuáles son las preguntas más raras que te han hecho en tu trabajo?

Un usuario de la biblioteca, de 15 años, me preguntó hace poco tiempo: “¿Tú has leído todos los libros de la biblioteca?”.

-¿Cómo ves el futuro de las bibliotecas en España?

Es un tema que preocupa a los profesionales y por ello se discute y trabaja en encuentros y congresos. Nos gustaría que se destinase más dinero público a las bibliotecas y en general al mundo de la cultura, porque los centros y los profesionales tienen que renovarse. Los servicios bibliotecarios relacionados con la formación e información digital, serán cada vez más demandados y eso requiere inversión y formación en nuevas tecnologías.

Por lo que podemos observar en los centros que ofertan actividades muy diversas, las bibliotecas tienden a ser lugares de reunión y encuentro, más que simples depósitos de libros.

-¿Qué actividades realiza tu centro?

Se trata de actividades organizadas por la Concejalía de Cultura, en su mayoría de animación a la lectura para niños y niñas, principalmente cuentacuentos. También se realiza para los jóvenes y adultos un taller de Escritura creativa, quincenal. Todas las actividades son gratuitas y aparecen publicitadas en la web del Ayuntamiento de Alicante y en la propia biblioteca.

-¿Qué aporta la lectura al ser humano?

Entretenimiento, desarrollo de la imaginación, conocimiento de otras realidades, mayor tolerancia y capacidad de discernir.

-¿Qué opinas de la labor que hacen los clubs de lectura?

Me parece una actividad muy interesante para el fomento de la lectura, que favorece el que las personas se relacionen a través de la literatura y que compartan lo que esta nos aporta a cada uno. Una actividad donde se pueden conocer obras, autores y géneros distintos.

-¿Qué piensas de los libros electrónicos? ¿Crees que algún día acabará desapareciendo el formato en papel?

Muchas personas no están de acuerdo en eliminar de sus vidas los libros impresos, si bien es cierto que muchas otras han optado por el formato digital, por la comodidad y la rapidez en conseguir las novedades. Pienso que durante mucho más tiempo convivirán ambos formatos.

-¿Qué libro estás leyendo actualmente?

Se trata de una novela que me recomendó una usuaria y se titula “Yo sé por qué canta el pájaro enjaulado” de Maya Angelou. Publicada por primera vez en 1969 ahora la ha editado Libros del Asteroide. Es una novela autobiográfica de una importante figura del movimiento por los derechos civiles. Nos habla en ella de su dura infancia y retrata la vida de la mayor parte de la población negra del Sur de los Estados Unidos en la primera mitad del siglo XX.

-Si tuviéramos que diseñar un ranking de los 10 libros más solicitados, ¿cómo sería?

Los libros más solicitados en la biblioteca suelen ser los de mayor venta: los premios Planeta y los finalistas, los que aparecen en los medios de comunicación como los más vendidos y los más publicitados por las librerías. Por desgracia y debido al poco presupuesto destinado a las bibliotecas municipales, las novedades editoriales nos llegan con bastante retraso, menos mal que siempre se puede encontrar lectura interesante.

Mediante el programa de gestión bibliotecaria podemos conocer los títulos más prestados en una biblioteca, pero no los más solicitados.

-Y ya para terminar, un sueño y un deseo…

Una biblioteca grande y bien distribuida para el barrio del Pla y de Carolinas. Con más salas donde puedan tener su espacio los niños y los más mayores, donde puedan llevarse a cabo actividades y talleres, salas donde encuentren silencio los que van a estudiar o a trabajar .Con los profesionales necesarios para ofrecer un buen servicio y unos horarios más amplios.

Me gustaría que los vecinos la consideren un lugar imprescindible del barrio, en el que se sienten a gusto y donde disfruten de interesantes actividades.

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestmail