Elogio de la lentitud – Carl Honoré

Reseña realizada por Lilia García Chiavassa:

9789871068746

Unas semanas atrás, cayó en mis manos este libro “Elogio a la lentitud” y su título me llamó la atención por cierta información que había recibido hacía poco tiempo atrás a través de un artículo leído rápidamente en algún medio digital sobre algunos movimientos que se habían gestado para rebelarnos contra la tiranía del “tiempo chicle”, ese que hay que estirar al máximo y sacarle  todo el provecho  posible y además evitar que nos consideren vagos, improductivos o ineficientes en la vida.

Este libro fue un éxito de ventas en su momento, puesto que se publicó hace ya diez años. En ese entonces se consideraba que este éxito,  manifestado en varias ediciones, se debía a la necesidad de los lectores de encontrar algún remedio a la alienación que sufrimos por nuestro actual modo de vida.

Carl Honoré (Escocia 1967), su autor, es un periodista y Licenciado en Historia y Lengua Italiana por la Universidad de Edimburgo, quien un día, al estar a punto de comprar para su hijo de dos años un CD de cuentos de Christian Andersen, compilados en un minuto cada uno, y de ese modo conseguir abreviar absurdamente el mágico momento de leer un cuento antes de dormir, se dio cuenta que había llegado a un extremo cuanto menos ridículo, por pretender hacer mil y una cosas importantes pero que en definitiva lo sustraían invariablemente de lo esencial.

De allí a encontrar movimientos como Slow Movement, un movimiento que desafía el culto a la velocidad, y sus variantes como Slow Food ,“comida lenta” en contraposición a la comida rápida, “fast food” , industrializada, globalizada y anti ecológica;  Cittá Slow, “ciudad lenta”, cuyos objetivos son “humanizar” las ciudades, acentuar las características positivas que le son propias, huir de las tendencias de franquicias que homogenizan y despersonalizan, celebrar y apoyar la diversidad cultural entre otros objetivos, Slow Medicine, Slow Sex, Slow Education, y varios más, fue cuestión de investigación profesional como periodista que es.

Este libro nos acerca a una tendencia que demuestra que hay gente que ha dicho “hasta aquí llegamos” y está intentando liberar de algún modo su alma de la tiranía del reloj, que ha de entenderse como el modo de vida estresante y alienante que habitualmente desemboca en depresiones u otras tantas enfermedades físicas que son muchas veces una expresión de un espíritu agotado y tensado por el sistema de consumismo que tenemos montado tan perfecto y eficiente.

En cierta manera conociendo estos movimientos y sus filosofías, fundamentos y acciones, este libro nos invita al menos a revisar nuestra relación con el tiempo y nos anima a intentar vivir con más sosiego.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestmail