El perseguidor de sueños – Francisco José Motos

(Con motivo de la visita del autor Francisco José Motos publicamos en el mes de agosto una breve nota a su novela. Ampliamos ahora con una reseña realizada por Teresa Argilés)

Francisco José Motos Martínez, el autor nació en Lorca bien avanzados los años grises de la década de los sesenta. Su vocación más temprana fue la del periodismo y acabó cambiando esta para sumergirse en el mundo de la empresa. Diplomado en Gestión de Empresas y posgrado en Dirección Estratégica peregrinó por parte del mundo al servicio de empresas punteras en sus sectores. El primer amor reconocido fue la escritura y aquellas lecturas que regaban con un poco de imaginación la penuria cultural de aquellos días en los colegios españoles. Casita de chocolate, el lobo feroz, las botas de siete leguas y tantos otros que hoy parecen ingenuidades que nunca existieron. La situación de la familia y la necesidad de sumergirse de nuevo en todo lo que era importante lo llevaron de vuelta a la escritura. Fruto de estos cambios y de la necesidad vital de escribir surgió esta novela: El perseguidor de sueños. Esperamos que el camino emprendido lo lleve a escribir más; escribir para vivir; escribir para sentir… y leer para ser libres.

 

Como bien dice el título de esta novela, todos, alguna vez, hemos perseguido un sueño. En esta ocasión viajaremos cogidos de la mano de uno de sus personajes, Ramiro, para adentrarnos en una aventura en donde la intriga, el amor o las traiciones se intuyen desde las primeras páginas. A menudo lo desconocido nos atrae, nos empuja a actuar de modos tan inverosímiles que, probablemente, cuando miremos atrás en un futuro, nos arrepentiremos de ello. El hombre, por su naturaleza, es un ser impredecible que en circunstancias traumáticas puede tomar decisiones equivocadas… Sumérgete en esta novela y experimentarás sensaciones que creías perdidas.

30540496

Reseña realizada por Teresa Argilés

¿Para qué puede reunirse un grupo de antiguos amigos? Para conservar la amistad? ¿Para recordar viejos tiempos? ¿Les quedó algo pendiente en su juventud?

Ramiro mantiene reuniones de amigos con los que no se había visto desde hace tiempo; reuniones que guardan un misterio. Blas, Lucas y Marita, forman el círculo,  pero no son los únicos que se ven envueltos en esta reanudada amistad.

Se reencuentran en Granada, ciudad en la que disfrutaron antaño de los mejores momentos de su juventud. La ocasión les permite recorrer y frecuentar calles y garitos que fueron emblemáticos para los cuatro. Han adquirido vicios y costumbres que no tenían antes, y si los tenían, se les han acentuado.

Ramiro necesita volver a tomarle el pulso a esta bella ciudad, pero lo hace inducido por algo. Pasado el tiempo descubrirá que nada es coincidente.

¿Alguien quiere aprovecharse de alguien?

Amores, infidelidades,  amistades olvidadas, no son los mejores ingredientes para rehacer la amistad que el  grupo de amigos tuvo en el pasado.

Quizás estén viviendo vidas anodinas y quieran imprimirle a sus existencias nuevos alicientes amparados en lo que fueron años atrás. Alguien poderoso habrá de poner lo más importante para que esto ocurra; pero cuidado, nada es gratis y todo se cobra su precio.

Nunca los hombres y mujeres reaccionan igual ante las mismas circunstancias, cada uno alberga en su yo interno un animal diferente que despertará o quedará aletargado en momentos especiales. La presión que está recibiendo Ramiro le hará moverse sin tener claro ni el cómo ni el por qué, pero se dejará llevar, hasta que alguien le despierte…

Lo cierto es que hay sentimientos, como el amor, que le llevarán al límite. Sufrirá y seguirá adelante por él, aún cuando no sepa lo fuerte que es ese vínculo que le  une a la persona amada. No hacen falta años para que esa unión esa indestructible,  sólo hará falta que el corazón lata de forma diferente…

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestmail