El guardián invisible – Director: Fernando González Molina (2017)

Crítica cinematográfica realizada por Teresa Argilés:

En primer lugar tengo que decir que no he leído el libro en el que se basa la película, ni tampoco los restantes de la serie de la Trilogía del Baztán, de Dolores Redondo.

Al igual que en El silencio de los corderos, una joven inspectora de policía va a la caza de un asesino en serie obsesionado con chicas adolescentes.

La inspectora Amaia Salazar, de Elizondo, es una mujer dura y valiente, intuitiva y con capacidad para advertir la maldad. Deberá volver a su localidad para hacerse cargo del caso del asesinato de una joven hallada muerta en el río. En un principio nada hace presagiar que haya más casos pero se irán destapando dadas las casualidades del mismo. Por estas características que se descubren en el asesinato, sabremos que tiene dos hermanas con las que la relación no es muy intensa, una madre ingresada en un psiquiátrico y una tía con la que siempre ha estado muy unida y ambas creen mucho en lo que les dicen las cartas.

Amaia está marcada por un trauma de la infancia que guarda en secreto, pero volver a su tierra la hará revivir los momentos duros que vivió en su niñez.

Se formó como policía en Estados Unidos y mantiene una relación especial con un compañero al que le cuenta sus experiencias, pero sus respuestas siempre son dirigidas a esa intuición que la caracteriza, no le facilita soluciones, solo la hace pensar.

Al no haber leído el libro no sé si la autora ambienta el libro como lo ha hecho el director, paisajes muy frondosos y siempre lluviosos; creo que es una manera más de darle un halo de misterio y frío a la película.

Después del éxito del libro, saber que se convertiría en un largometraje que para todos sus fans era muy esperado y que desafortunadamente una cuestión de comentarios posiblemente le ha hecho mella en la taquilla.

Uno de los últimos fotogramas de la película nos muestra una cueva llena huesos; imagino que esto es lo que da paso a su segundo libro Legado en los huesos, ¿otra película? y el tercero, Ofrenda a la tormenta, y desde luego agua no falta en esta película.

¿Tendremos una segunda y una tercera película? ¿Sabremos cual es el trauma de Amaia?