Cuarteto para un solista – José Luis Sampedro

9788401340000

Reseña realizada por Antonio Lozano:

Todavía es posible que un libro te sorprenda. Se puede estar o no de acuerdo con la obra, en todo o en parte,  pero es muy probable que esta narración te resulte diferente a las demás. Sus actores principales no son de carne y hueso. Eso desean ellos. Sus protagonistas son la Tierra, el Agua, el Aire y el Fuego. Los Cuatro Elementos conjurados para influir en los hombres y salvar a la Naturaleza. Pertenecen al mundo de los dioses, de los mitos y de las creaciones del hombre en busca de sentido.

Como si de El Quijote se tratara, el lector habrá de decidir quién está verdaderamente loco en esta historia, ¿el Profesor, ingresado en un centro de salud mental, o el resto de la Humanidad? Motivos hay para escuchar pacientemente las advertencias de un visionario que decidió bajarse del mundo en marcha.

La Vida expresada en la Naturaleza está librando una batalla crucial contra la cultura. El devenir del hombre (especialmente a partir del s.XVIII), autorizado por una nueva visión intelectual y religiosa, se apoderó de la Naturaleza cegado por la soberbia. Esa misma transformación se está produciendo ahora sobre el ser humano, “el hombre biónico”, cuyas consecuencias todavía no se acaban de definir. Echando la vista atrás, tenemos motivos para la preocupación.

A nadie se le escapa que el viejo Profesor de economía no es otro que el mismo José Luis. Su pensamiento sereno, realizado desde la perspectiva que otorga la longevidad, inspira al lector. El tema ya ha estado presente en anteriores libros. Por citar uno, “La ciencia y la vida” escrito a partir de una serie de diálogos mantenidos con el cardiólogo Valentín Fuster. Tampoco es nueva su visión de la vertiente espiritual en el ser humano. Su concepción materialista le lleva a afirmar que los Dioses y los Elementos son creación del hombre. Sin embargo, como humanista, se recrea en la mitología griega con su bella prosa y sensibilidad. Son las mismas contradicciones, la síntesis de los opuestos reflejados en su obra.

En este libro, el vínculo con la Vida, el intermediario con los Elementos, es un “loco” Profesor. Tierra, Agua, Aire y Fuego se reúnen para brindar por los grandes personajes de la historia y para encontrar la manera de advertirnos, a los hombres, acerca del riesgo que encierra la encrucijada en la que nos encontramos. Dios quiera que estemos a tiempo de reaccionar.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestmail