Böhl de Faber, Cecilia

“Literatura escrita por mujeres”, por Mariángeles Salas.

loffit_fernan-caballero_05

“Yo en todos los libros acostumbro a leer el prefacio, porque a veces suele ser lo mejor de la obra.”

Cecilia Böhl de Faber (Morges, Suiza 1796- Sevilla, 1877) fue una excelente escritora que firmaba su obra con el pseudónimo de Fernán Caballero. Era hija del cónsul Juan Nicolás Böhl de Faber y de la escritora Frasquita Larrea. Tomó el seudónimo de la población ciudadrealense de Fernán Caballero para sus obras, aunque también escribía utilizando el de Corina.

A los diecinueve años se casó con un joven capitán de infantería que murió al año siguiente en Puerto Rico. En 1822 se casó en segundas nupcias con el marqués de Arco Hermoso, y con él vivió en sus casas de Sevilla y el campo, de donde sacó material para sus novelas y sus cuadros rurales y de costumbres. Después de la muerte del marqués, Cecilia casó, por tercera y última vez, con Antonio Arrom de Ayala, pero Ayala enfermo de tisis y con graves problemas económicos terminó suicidándose en 1863.

Fue a causa de su precaria situación económica que consideró la publicación de sus obras. La Gaviota se publicó por entregas en El Heraldo en 1849. De inmediato esta novela, escrita originalmente en francés, fue considerada como digna de Walter Scott. La escribió como reacción contra los folletines sensacionalistas que eran muy populares en los periódicos; además, daba una visión muy real de cómo se comportaban y hablaban los españoles de la época. Con la publicación de La Gaviota en el año 1849, comienza un ciclo narrativo que abrirá el paso a la gran novela española de la segunda mitad del siglo XIX.

Su siguiente novela fue Clemencia, en la que una mujer desdichada en su matrimonio acepta esa carga con resignación. Le siguen Cuadros de costumbres populares andaluces (1852); La Farisea (1853); Lágrimas, (1853); y  La familia de Alvareda, novela original de costumbres populares (1856), escrita en alemán treinta años antes de su publicación en España.

Otras obras suyas son: Una en otra, Callar en vida y perdonar en muerte y Con mal o con bien a los tuyos te ten (todas de 1856); Un servilón y un liberalito, o tres almas de Dios (1857); Relaciones (1857); Deudas pagadas (1860). Mi abuelo Teodoro y El Secreto del Loro (1857); Un Verano en Bornos. (1864); Cuentos de encantamiento infantiles (1911); El refranero del campo y poesías populares (1914); Cuentos, adivinanzas y refranes populares, recopilación (1921).

El papel de Cecilia Böhl de Faber en la narrativa hispánica es clave. Ha sido considerada como la impulsora de la renovación de la novela española, que durante los siglos XVIII y primera del XIX había perdido el brillo que tuvo en la Edad de Oro. La resonancia de sus novelas y su influencia fue considerable, especialmente entre escritores como Antonio Trueba o Luis Coloma. Galdós no dudó en  reconocer las aportaciones de Caballero al renacimiento del arte de novelar.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestmail