121. Un mundo feliz – Aldous Huxley – 9 de junio de 2017

El Club de Lectura de ELD tuvo su primer encuentro literario el 3 de junio de 2003. Por tanto, cumplimos en estos días nuestro catorceavo aniversario de actividad ininterrumpida. Mientras no se demuestre lo contrario, podemos presumir de ser el club de lectura decano de la ciudad de Alicante, algo de lo que nos sentimos orgullosos.

Desde su inicio, hemos programado sesenta y cuatro encuentros literarios de obras pertenecientes a diferentes géneros (novela, ensayo, cuento, teatro y poesía) y a diversas temáticas: histórica, social, política, relaciones humanas, psicología… Esta dilatada experiencia nos ha permitido entender alguna de las claves que facilitan el éxito de una actividad: la obra debe ser conocida por un gran número de lectores, así como abordar un tema que propicie un interesante coloquio. Si, además se trata de un clásico contemporáneo, miel sobre hojuelas. Todos estos factores se concitaron en el encuentro sobre la novela de Aldous Huxley “Un mundo feliz”. Una sala completa de tertulianos quienes llenaron una hora y media de intenso debate en el que las ideas se oponían, completaban y construían a partir de elegantes exposiciones.

De acuerdo a la estructura habitual de los encuentros, comenzamos por exponer el argumento de la obra para conocimiento de aquellos que no la habían leído y como recordatorio para los demás. Los principales temas abordados en la novela aparecieron a modo de preámbulo ante lo que sería un sesudo y animado debate. Entre ellos, recogemos:

  • La novela nos presenta una utopía que, tras quitarle los primeros velos, da paso a un mundo distópico.
  • Anuncia la llegada de los totalitarismos en Europa.
  • Los límites éticos de una ciencia al servicio de los poderes que relega al individuo en favor de otro tipo de intereses.
  • La propaganda como herramienta de los estados que buscan la alienación de sus ciudadanos.
  • La felicidad hueca como norma de vida que viene impuesta por el entorno sin considerar el desarrollo integral del ser humano.

De cuantos motivos de reflexión nos propone “Un mundo feliz”, destacamos dos, los cuales ocuparon gran parte del animado coloquio:

  • La actualidad de sus planteamientos, entre los cuales identificamos: la clonación, la influencia de los medios en la conformación de las ideas compartidas, los múltiples somas que propone nuestra compleja sociedad para adormecer la conciencia (redes sociales, televisión, videojuegos…), la imposición del “sé feliz” que se traduce en un difícil ejercicio de evitación…
  • El (quizás no tan sorprendente) parecido entre esta obra y “El mito de la caverna” de Platón. Analizado bajo este prisma, concluimos que, tal vez, la caverna ha cambiado de aspecto a lo largo del tiempo pero su presencia y efecto en los hombres sigue siendo el mismo. De ser así, seguimos encadenados en Matrix, aunque ahora tengamos la creencia de que lo hacemos por propia elección.

Recomendamos la lectura de la estupenda reseña publicada sobre esta obra en nuestro blog.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestmail